Una jeringuilla con una hipotética vacuna contra el Covid-19

La OMS aclara el futuro de la pandemia: 'Hay que aceptarlo, no va a suceder'

Las vacunas ayudarán a controlar el Covid pero no a erradicarlo, según el último anuncio de la OMS

Anuncio más que preocupante el que ha hecho público la OMS en las últimas horas. Las vacunas contra el coronavirus no valdrán para acabar con el covid-19, sino para disminuir la mortalidad y las infecciones graves que acaban en hospitalizaciones, advirtió este lunes 25 de enero Mike Ryan, director de Emergencias Sanitarias de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

«La ventaja de la vacuna es que podemos disminuir de manera muy importante el número de muertes, los casos graves y el impacto en la sociedad en general, y en ese sentido podríamos regresar a una vida normal», afirmó el alto cargo de la OMS, Mike Ryan, sin dar un plazo concreto para la vuelta a la antigua normalidad.

La meta de que el nuevo coronavirus podría morir con la vacuna ha quedado atrás por algunas razones, como por ejemplo la presencia del coronavirus en muchos países del mundo, la dificultad de llevar a cabo medidas integrales y el suministro mejorable de las vacunas.

«Lo más probable es que la enfermedad siga presente por mucho tiempo»

«La cobertura de las vacunas no alcanzará el punto en el que detendrá la transmisión por completo. Lo más probable es que la enfermedad siga presente por mucho tiempo, a menos que se cumplan las medidas (de prevención) y la cobertura de vacunación que se requeriría», avisó el experto en una rueda de prensa realizada este lunes.

Ryan confesó que si ciertos grupos poblaciones no están dentro de la vacunación, en especial los adultos jóvenes, «entonces tendremos problemas para erradicar esta enfermedad. No creo que tengamos que considerar la eliminación o la erradicación de este virus como la medida de nuestro éxito. Tendremos éxito si reducimos la capacidad de este virus de matar, llevar a la gente al hospital y destruir nuestras vidas desde el punto de vista económico», dijo.

Ryan aseguró que el objetivo claro a día de hoy debe ser controlar el virus «y no que el virus nos controle a nosotros». Para llevarlo a cabo, la OMS pone en valor la necesidad de que exista una distribución equitativa de las vacunas para que puedan ser administradas en los grupos más vulnerables al coronavirus: los sanitarios, las personas mayores y las personas que sufren de enfermedades crónicas, en todos los países del mundo y no de forma exclusiva en aquellos que han alcanzado acuerdos propios con las farmacéuticas que están haciendo las vacunas.

La producción de la vacuna de AstraZeneca, en el punto de mira

En otro orden de cosas, en las últimas horas la Comisión Europea ha cargado contra la compañía anglo sueca AstraZeneca y le ha lanzado una amenaza con represalias de tipo judicial por incumplir el contrato y con una serie de medidas que harían imposible que exportase las vacunas que elabora en las plantas que se ubican en Europa.

«La Unión Europea quiere saber exactamente cuantas dosis han sido producidas por AstraZeneca hasta ahora, exactamente dónde y si se han entregado y a quién» dijo la comisaria de Sanidad después de esta reunión en la que la respuesta de la empresa a sus preguntas «no ha sido satisfactoria» e insiste en que quiere que «las dosis pactadas en el contrato y prefinanciadas se entreguen lo antes posible y que nuestro contrato se cumpla plenamente», denuncia Europa.

Por otra parte, la compañía Pfizer ha notificado una bajada temporal en sus niveles de producción, pero la Comisión Europea ha dado por buenas las razones de Pfizer, según las cuales estaríamos hablando de un breve descanso en su planta belga, para de ese modo producir una mayor cantidad de vacunas en los meses siguientes.

Infórmate más sobre el coronavirus:

- Las últimas noticias sobre la pandemia en España y el mundo

- Radar Covid: La aplicación de rastreo y cómo descargarla en tu móvil

- Guía coronavirus: 12 pautas para protegerte y actuar ante un contagio