Vista de una habitación de hospital con las camas vacías

Un nuevo factor de riesgo multiplica por 3 las probabilidades de fallecer por Covid

Una investigación sitúa la esquizofrenia como el segundo factor de riesgo con mayor mortalidad, por detrás de la edad

La pandemia de coronavirus avanza en el mundo con la mirada puesta en las nuevas variantes y la campaña de vacunación. Mientras las autoridades sanitarias pelean por doblegar la oleada de contagios, los investigadores siguen descubriendo novedades sobre el Covid-19, como el factor de riesgo que multiplica por tres las probabilidades de morir.

Un estudio publicado en la revista científica JAMA Psychiatry asegura que las personas que sufren esquizofrenia tienen tres veces más probabilidades de fallecer de coronavirus, respecto a las personas que no padecen este tipo de trastorno.

Los autores del estudio revelan que el hecho de que personas con esquizofrenia tengan más probabilidades de morir «no puede explicarse por otros factores que a menudo acompañan a los trastornos graves de salud mental» como las afecciones cardíacas, la diabetes o el tabaquismo. 

La investigación ha sido dirigida por la Facultad de Medicina Grossman de la Universidad de Nueva York. Los resultados concluyen que la esquizofrenia lleva a 2,7 veces más probabilidades de fallecer en caso de contraer coronavirus. Esto le sitúa solo por detrás del factor de riesgo de la edad: las personas mayores de 75 años tienen 35,7 veces más de morir por coronavirus

Por detrás de la esquizofrenia quedarían factores de riesgo como el sexo (masculino), las enfermedades y la raza. En este sentido, varios trabajos científicos han demostrado que la etnia o el grupo sanguíneo aumentan las posibilidades de sufrir complicaciones por Covid-19, siendo los asiáticos y africanos los más propensos.

La doctora Katlyn Nemani, autora del estudio sobre la esquizofrenia como factor de riesgo, dice que «las personas con ese trastorno son extremadamente vulnerables a los efectos del Covid-19». El nuevo hallazgo facilitará a los autoridades sanitarias priorizar mejor la distribución de las vacunas y mejorar la atención médica para este grupo de riesgo.

La esquizofrenia es un trastorno neurológico grave crónico, que afecta a la forma como una personas piensa, siente y se comporta. Las personas con esquizofrenia pueden tener delirios, alucinaciones, alteraciones del lenguaje y el comportamiento y una capacidad cognitiva desorganizada. Según la Organización Mundial de la Salud, este trastorno afecta 21 millones de personas en el mundo.

Se descartan otros trastornos

La investigación también concluye que otros trastornos de salud mental como problemas del estado de ánimo o la ansiedad no suponen mayor riesgo frente al Covid-19. Desde el inicio de la pandemia se viene investigando sobre los factores de riesgo de otras enfermedades que podrían hacer a la gente más propensa a complicaciones. Detectar esos factores de riesgo es crucial para una mejor prevención frente a una enfermedad pandémica.

En este caso se ha tenido en cuenta la relación de los trastornos psiquiátricos con un mayor riesgo de fallecer por coronavirus. Los resultados concluyen que existe una relación entre esquizofrenia y mayor riesgo de fallecimiento, pero aún no se conoce la causa de ese vínculo. Los expertos admiten que «se esperaba un mayor riesgo de mortalidad entre esquizofrénicos, pero no en una cantidad tan alta». 

Comprender mejor la esquizofrenia

Los científicos siguen investigando para esclarecer la causa de esa relación, y sospechan que puede haber algo en la biología de la esquizofrenia que lo explique. En concreto, podría haber una alteración del sistema inmunológico relacionada con la genética. Esto es clave para saber por qué esas personas son más vulnerables ante la enfermedad, y ayudar en su tratamiento. 

El autor principal del estudio, Donald Goff, asegura que «ahora tenemos una mejor comprensión de la enfermedad, podemos examinar más profundamente qué problemas del sistema inmunológico podrían contribuir a las altas tasas de mortalidad observadas en estos pacientes». De hecho, el estudio abre una oportunidad para avanzar en los estudios sobre los efectos de la esquizofrenia el cuerpo.