Manos usando gel hidroalcohólico

Nuevas recomendaciones de Sanidad sobre el uso de geles hidroalcohólicos

Desde la Agencia Española de Medicamentos aconsejan tener especial atención para que su uso no ponga en riesgo nuestra salud

A estas alturas de la pandemia ya nos hemos familiarizado con el uso de las mascarillas y el gel hidroalcohólico. Ambas cosas se han convertido en nuestros compañeros del día a día y no hay establecimiento que no cuente con un dispensador de gel a sus puertas. Aunque los expertos recomienden que nos lavemos las manos con agua y jabón, cuando estamos fuera de casa recurrimos a soluciones alcohólicas para mantener nuestras manos limpias.

Su uso es muy extendido y por ello desde la Agencia Española de Medicamentos (AEMPS) han lanzado nuevas recomendaciones para que el uso de los geles se haga de forma correcta y segura.

Echa un vistazo a la etiqueta para saber su contenido

Solo hay que echar un vistazo a las tiendas para darnos cuenta la gran variedad de geles hidroalcohólicos que están a nuestra disposición. Sin embargo, hay que tener en cuenta que existen principalmente dos tipos: los biocidas, con un alto porcentaje de etanol y que deben estar debidamente etiquetados indicando su peligrosidad y toxicidad, y los cosméticos, cuyo porcentaje de alcohol es variable y no están obligados a incluir en su etiqueta la proporción.

Pero aunque los productos cosméticos no tengan un alto contenido de etanol, desde la AEMPS recomiendan que su uso siga las mismas recomendaciones que los biocidas y otras soluciones alcohólicas.

El pasado lunes, 28 de diciembre, la AEMPS lanzó una serie de consejos dirigidos al uso correcto de los geles hidroalcohólicos para que estos no pongan en riesgo nuestra salud. No aplicarlas en mucosas  o en zonas de la piel dañadas, así como evitar fumar nada más aplicarlo han sido algunas de las recomendaciones que los expertos han lanzado.

Debido a su alto contenido en etanol, hay que tener en cuenta la forma correcta de almacenarlo, pues son inflamables, así como evitar ponerlo al alcance de los más pequeños, ya que si se ingieren son tóxicos, además de producir daños oculares si el gel entra en contacto con los ojos.

Recomendaciones generales

A la hora de aplicar el gel hidroalcohólico hay que evitar que la solución tenga contacto con las mucosas o zonas dañadas de la piel. También hay que prestar especial atención a cómo se almacenan pues se aconseja que estén alejados de fuentes de calor, exposición solar o llamas. Lo ideal es tener estos productos en lugares ventilados y frescos donde no haya cambios bruscos de temperatura, así como no fumar en el lugar donde estén almacenados.

Si el gel entra en contacto con los ojos, hay que lavarlos inmediatamente con abundante agua y si la irritación persiste, se debe acudir al médico. Lo mismo ocurre en caso de ingestión. Se recomienda llamar inmediatamente al Servicio de Información Toxicológica o acudir a urgencias. A ser posible, se aconseja llevar el producto ingerido para que revisen su etiquetado.

Ojo a los más pequeños de la casa

El uso de los geles hidroalcohólicos también ha llegado a la población infantil. Por ello hay que hace una mención especial a los consejos que desde la Agencia Española de Medicamentos han lanzado para proteger a los niños. De esta manera se recomienda que estos productos estén fuera del alcance de los más pequeños así como supervisar su uso.

Cuando estamos ante un dispensador comunitario, tenemos que prestar especial atención a que no haya ningún niño cerca, pues en ocasiones el gel se dispensa a la altura de los ojos de los niños. También hay que tener en cuenta el tipo de dispensador y la densidad el gel. Existen productos en formato spray que provocan una mayor dispersión de la solución, lo que podría suponer un riesgo alto de que entre en contacto con los ojos u otras zonas sensibles.

Infórmate más sobre el coronavirus:

- Las últimas noticias sobre la pandemia en España y el mundo

- Radar Covid: La aplicación de rastreo y cómo descargarla en tu móvil

- Guía coronavirus: 12 pautas para protegerte y actuar ante un contagio