Tedros Adhanom Ghebreyesus, director general de la OMS

La nueva cepa llega a un país fronterizo con España y la OMS lanza un aviso

El responsable de la OMS en Europa ha pedido a los gobiernos extremar las precauciones ante el potencial peligro

La nueva cepa del coronavirus sigue propagándose rápidamente por Europa y hace unas horas se anunció el primer caso en Francia. Concretamente en la localidad de Tours, en el centro del país, en el primer positivo de esta nueva variante confirmado por el ministerio de Salud francés. Esta variante, más contagiosa, está ya en ocho países de Europa.

El primer contagiado por la nueva cepa en Francia es un hombre residente en el Reino Unido, que era asintomático y fue puesto en cuarentena de inmediato. Según las autoridades sanitarias en el país galo, el hombre recibió atención médica en un hospital y dio positivo el 21 de diciembre tras haber llegado de Londres.

El ministerio de Sanidad francés ha anunciado oficialmente que se trata de la primera infección con la variante VOC 202012/01 de coronavirus. Según esta primera información, «los responsables sanitarios iniciaron un rastreo de los profesionales médicos que se ocuparon del paciente y de las personas con las que estuvo en contacto para que fueran aisladas».

Las autoridades sanitarias también han informado que hasta ahora, varias muestras positivas  que podrían pertenecer a la nueva cepa de coronavirus están siendo secuenciadas por los laboratorios del Centro de Referencia Nacional.

Por lo que respecta a España, el ministerio de Sanidad aseguró esta semana que no se han encontrado casos positivos pertenecientes a esta cepa. Sin embargo, los científicos matizan al ministro Salvador Illa y explican que antes del anuncio de las autoridades británicas podría haber habido casos que no fueron detectados por no disponer de la tecnología específica necesaria para localizar la mutación de la proteína S.

Además, el ex secretario de Sanidad Pública en España, José Martínez Olmos, asegura que la cepa ya podría estar al menos en 5 lugares del país. En su opinión, los controles en los aeropuertos no habrían sido suficientes para impedir la entrada de esta nueva variante, que se encontraría en los sitios más frecuentados por ciudadanos británicos, como Baleares, Canarias, Costa del Sol, Gibraltar y Comunidad Valenciana.

La nueva cepa del coronavirus sigue apareciendo en nuevos países de Europa y la Organización Mundial de la Salud ha confirmado que se encuentra como mínimo en ocho lugares. Según confirmó en las últimas horas el responsable de la organización en Europa, Han Kluge, la nueva cepa está en Francia, Italia, Dinamarca, Bélgica, Austria y Alemania, además de Reino Unido. 

Otra variante en Sudáfrica

Según Hans Kluge, ocho países de la región europea identificaron la nueva variante del Covid-19 y «es vital reforzar las medidas de protección existentes». Kluge añadió que la nueva cepa es probable que se propague entre grupos de edad más joven, e hizo un llamamiento para reforzar las medidas de protección frente a nuevos contagios.

Hasta ahora, la OMS había confirmado que se podría tratar de una cepa más contagiosa aunque también llamó a la prudencia, y recordó que no hay evidencias que produzca complicaciones de la enfermedad. Según las autoridades británicas, la nueva cepa tiene un potencial de ser un 70% más contagiosa.

Por otro lado, el ministro de Salud sudafricano, Zwelini Mkhize, respondió  a su homólogo británico Matt Hancock y aseguró este viernes que actualmente no hay pruebas de que la nueva cepa 501.V2 sea más contagiosa que la variante del Reino Unido. El miércoles, el ministro de Sanidad británico había asegurado que la nueva cepa de coronavirus aparecida en Sudáfrica era altamente preocupante y más contagiosa que la del Reino Unido.

La nueva cepa llega a Asia

La nueva cepa del virus también ha llegado al continente asiático. Japón registró ayer un nuevo récord de casos diarios, con 3.800 en las últimas 24 horas. Cinco de ellos, por lo menos, de la nueva cepa británica. El ministro de Sanidad japonés confirmó que son ciudadanos llegados del Reino Unido, y ha asegurado que están en hoteles en situación de cuarentena.

En la capital de China, Pekin, se han detectado seis nuevos casos en las últimas 24 horas tras varias semanas sin registrar positivos. Las autoridades no han confirmado si se trata de la nueva cepa, pero han extremado las precauciones y han pedido a los ciudadanos que no salgan de la ciudad ni celebren grandes reuniones. En Shunyi, donde se han detectado los contagios, se ha decretado el estado de emergencia.