primer plano de las manos de una sanitaria manipulando una prueba pcr para el coronavirus

La nueva cepa del coronavirus llegó a la península antes de lo esperado

Esta nueva mutación ha hecho saltar las alarmas en toda Europa, que ha cerrado sus fronteras con el Reino Unido

Es ahora mismo una de las grandes preocupaciones que existen dentro de la pandemia de coronavirus que sigue golpeando a nivel mundial, muy especialmente en Europa. La aparición de una nueva cepa en el Reino Unido, la VUI-202012/01, que ya la mayoría de expertos dan por hecho que se transmite a mayor velocidad que las anteriores, se habla de hasta un 60 o un 70%, ha llevado a la mayoría de países del continente a cerrar sus fronteras, especialmente las aéreas, con las islas británicas. 

Ayer las autoridades de este país confirmaban la presencia de como mínimo un caso en la ciudad de Gibraltar, con lo que esta nueva cepa ya estaría presente en la península ibérica. En este sentido, ya hay muchos expertos que dan por supuesto que esta nueva cepa se podría estar expandiéndose hasta en cinco zonas de nuestro país. Y es más si son ciertas las informaciones oficiales que llegan desde el gobierno del peñón, la situación podría ser todavía más preocupante. 

Según explicaba el gobierno gibraltareño, esta nueva cepa se habría detectado mucho antes de la actual propagación por el Reino Unido, especialmente en la zona de Londres y del sureste de Inglaterra, en el condado de Kent donde se creía que se había detectado por primera vez. Gibraltar defiende que esta nueva cepa podría haber estado presente en alguno de los contagiados desde el mes de noviembre. 

El encargado en anunciar este punto ha sido el propio ministro principal de Gibraltar, Fabián Picardo. Este se explicaba así en el parlamento gibraltareño: «Puedo decir a la Cámara que parece que un paciente se manifestó con la nueva variante en noviembre, pero que parece que hemos dominado ese foco en particular».

Pese a estas informaciones, no descartaba que la ciudad del peñón pueda estar viviendo nuevos contagios de esta variedad, viendo sobre todo como durante los últimos días se han disparado los contagios. «No está claro que otros focos de la nueva variante no estén presentes en Gibraltar o en el resto de Europa meridional, o en Europa en su conjunto», insistía Picardo. En pocos días, Gibraltar ha pasado de tener 71 casos activos a 202. En una sola jornada llegaron a detectar 38 positivos nuevos. 

Restricciones para frenar el virus, pero no suspende los vuelos con Reino Unido

Mientras los contagios se expanden por todo el territorio británico, que ya ha aprobado duras restricciones para toda la Navidad, el peñón intenta también controlar sus contagios con importantes medidas que durarán hasta el próximo 11 de enero. Entre ellas está el cierre de colegios, bares, restaurantes o gimnasios durante todo este período sin excepciones. También se han limitado los aforos en comercios y se han prohibido las visitas a las residencias de ancianos. 

El peñón también solicita que se aplique el teletrabajo, siempre que sea posible, además del uso obligatorio de la mascarilla en todos los espacios públicos. Donde no han establecido ningún tipo de restricciones es en la movilidad. A diferencia de lo que han hecho la mayoría de países europeos, desde Gibraltar no se plantean cerrar el tráfico aéreo con las islas británicas. Se permitirá la entrada de bienes y personas aunque exigiendo una prueba negativa al aterrizar. Además se ofrece la posibilidad de hacer una prueba rápida a la llegada. 

En principio, Gibraltar tampoco tiene intención de poner restricciones en su frontera con España. Estará permitida, pues la entrada y salida por motivos laborales y de aquellos que tienen segundas residencias en nuestro país. El gobierno de España tampoco ha anunciado que tenga la intención de cerrar la frontera, limitándose a aumentar el número de controles para mantener bajo control la nueva cepa de coronavirus