Pediatra con mascarilla atendiendo a un niño con mascarilla

Qué es el norovirus, el brote que preocupa por su rápida transmisión entre los niños

Un nuevo foco con 50 alumnos infectados en una escuela en China llama la atención sobre este virus que produce gastroenteritis aguda

La aparición de un nuevo coronavirus en Wuhan, China, en diciembre de 2019, ha desatado una de las peores pandemias de la historia, a pesar de que en un principio pocos se lo tomaron en serio. Por eso ahora los epidemiólogos van con pies de plomo ante la aparición de nuevas amenazas, como la que acaba de estallar también en China.

Se trata de un brote de norovirus, un patógeno que produce vómitos y diarreas, y que afecta de forma más grave a los niños pequeños y a los ancianos. Se trata de una infección grave que preocupa a los expertos por su gran capacidad de propagación.

El Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) de Estados Unidos define el norovirus como una inflamación del estómago que provoca una gastroenteritis aguda. El contagio se produce al consumir alimentos infectados, tocar superficies contaminadas o estar en contacto con una personas contagiada. 

emoji regaloGRAN SORTEO ESPAÑA DIARIO: ¡Gana un vale de 100€ para gastar en Zara y todas las tiendas Inditex (Stradivarius, Pull&Bear, Bershka,...)! ¿A qué esperas? ¡Participa ya al sorteo, es gratis! PINCHA AQUÍ y apúntate. ¡Es muy fácil!

Pero lo que tiene en vilo a los epidemiólogos tras aparecer un nuevo brote en China es que el norovirus se extiende muy rápidamente. Basta una simple partícula de las miles de millones que libera una persona contagiada para transmitir el virus a los demás. Además, las normas de prevención son muy similares a las del coronavirus.

El CDC recomienda la higiene frecuente de manos, limpiar o desinfectar superficies, evitar el contacto con personas infectadas y, de forma más específica, lavar los alimentos antes de consumirlos. Por ahora, todo los esfuerzos se centran en controlar el brote del virus y evitar lo que sucedió con el coronavirus causante de la Covid-19.

De hecho, estudios recientes señalan que en Estados Unidos las medidas de prevención contra el coronavirus han evitado la incidencia del norovirus entre la población. Según los datos, la introducción de las restricciones y las medidas sanitarias redujeron un 86% los brotes de norovirus en nueve estados del país

Las alarmas saltaron la semana pasada, cuando las autoridades sanitarias china informaron de la aparición de un brote de norovirus que afectó a 50 alumnos de una escuela en Zigong, en la provincia de Sichuan. Los niños se encuentran en buen estado, pero en el último mes se han sucedido las infecciones de norovirus en otras escuelas y universidades

65 millones de contagios al año

Hay que recordar que el norovirus no es un virus nuevo sino que lleva décadas entre nosotros. El primer brote se detectó en Estados Unidos en 1968 y provoca el 50% de los casos de gastroenteritis en el país. Se calcula que unos 65 millones de personas se contagian cada año de la enfermedad causada por el norovirus, para la cual no hay tratamiento.

Según el CDC, los principales síntomas del norovirus son diarrea, vómitos, náuseas, dolor de estómago, y de forma secundaria fiebre, dolores de cabeza y malestar general. Los síntomas del norovirus pueden llevar a una deshidratación del paciente y, ante la falta de tratamiento específico, los médicos recomiendan beber mucho líquido.

La buena noticia es que el norovirus tiene un buen pronóstico, ya que la mayoría de los enfermos se recupera al cabo de unos días. A pesar de eso, los epidemiólogos recuerdan la importancia de controlar los brotes de este tipo de enfermedades para evitar sumar nuevas amenazas en un contexto de pandemia que tiene a los sistemas sanitarios agotados.