Una madre sujeta la mano de su hijo en un hospital

Un niño de 10 años, ingresado en la UCI con coronavirus en España

El pequeño sufrió un shock tóxico un mes después de superar la enfermedad, y sigue hospitalizado aunque fuera de peligro

Aunque se sigue desconociendo el impacto real del Covid-19 en los niños, sí se sabe que no están exentos de padecer los peores síntomas de la enfermedad. En Lugo, un niño de 10 años tuvo que ser ingresado el lunes en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) por un shock tóxico vinculado con el coronavirus.

El niño permanece ingresado en cuidados intensivos del Hospital Universitario Lucus Augusti (HULA) de Lugo. El jefe de Pediatría, Roberto Pérez Pacín, ha explicado que se encuentra estable y que está prácticamente fuera de peligro.

Según ha informado, el pequeño se sigue recuperando y se encuentra mucho mejor. Fue ingresado con fiebre muy alta y dolor abdominal: llevaba tres días con picos de fiebre de 40 grados. Se trata del primer caso de shock tóxico infantil que atienden en el hospital, un cuadro nada común pero que puede suceder.

El doctor Pérez Pacín ha explicado que el niño había pasado la enfermedad hace semanas pero fue ingresado debido a las consecuencias del coronavirus. Ha pasado un mes desde que superó el Covid-19 hasta que ha desarrollado el shock tóxico, aunque matiza que en otros casos el período puede ser incluso mayor, entre cuatro y seis semanas.

El shock tóxico que ha sufrido este niño no debe confundirse con la enfermedad de Kawasaki, otro síndrome frecuente en los menores con coronavirus. La enfermedad de Kawasaki se manifiesta con síntomas en la piel y afección cardíaca de mucosas. En cambio, el shock tóxico va acompañado de una bajada de la tensión arterial, hecho que obliga a actuar rápido para evitar complicaciones.

Las evidencias científicas y la práctica médica indican que el Covid-19 afecta levemente a los niños, y aunque pueden ser portadores y transmisores del virus, la enfermedad no supone un riesgo elevado para ellos. Aun así, en hospitales de Galicia ya se han visto varios casos de niños con complicaciones derivadas del coronavirus.

El jefe de Pediatría ha lanzado un mensaje de tranquilidad a las familias, ya que «los casos en los que se producen complicaciones como este, cogidos a tiempo tienen tratamiento y un buen pronóstico». También ha explicado que esas complicaciones no suelen necesitar ingreso en la UCI, excepto en casos de shock tóxico como el de este niño. «Cuando se presentan sus síntomas, como fiebre elevada, dolor abdominal y diarrea, siempre debe ser consultado en el hospital», concluye.

Hace apenas unas semanas, una niña de 9 años fue ingresada también en la UCI con un síndrome inflamatorio sistémico, vinculado al coronavirus. La menor estuvo hospitalizada en el Hospital Álvaro Cunqueiro de Vigo con pronóstico favorable. Los médicos dijeron que no era un caso excepcional, ya que otros niños de edades parecidas habían sido ingresados en la UCI en otros hospitales de la región.

Covid-19 y niños

Hasta ahora, se sabe que los niños pueden contraer el coronavirus pero que son menos susceptibles al contagio que los adultos. Una vez contagiados, puede propagar el virus a otras personas incluso sin síntomas. La mayoría de los niños con Covid-19 tienen síntomas leves o no han presentado síntomas en absoluto.

Algunos, sin embargo, pueden presentar cuadros graves por complicaciones del Covid-19. En estos casos, pueden necesitar hospitalización e incluso ingreso en cuidados intensivos y asistencia mecánica de respiración. En casos poco frecuentes, incluso pueden morir. La investigación sigue en marcha para conocer más sobre la relación entre Covid-19 y niños.

La vacuna para niños

Mientras, la vacunación sigue su curso para conseguir el objetivo de inmunizar a la mayoría de la población a lo largo de 2021. Otra incógnita sigue siendo la vacuna para niños y adolescentes. Algunos fabricantes como Pfizer ya han empezado los ensayos con estos grupos de edad, y la vacuna podría estar lista para el curso escolar que viene.

Aun así, la vacuna para niños y adolescentes no es una prioridad ahora mismo. La urgencia sigue siendo inmunizar a los grupos de población vulnerables, sobre todo a partir de 65 años. En España, sin ir más lejos, la gran mayoría de los hospitalizados graves y fallecidos por Covid-19 tenían más de 65 años.