Fotografia de un hospital saturado de enfermos de coronavirus

Vio venir lo de marzo y ahora avisa de lo que sucederá en España en 10 días

El neumólogo tiene claro que la variante británica está detrás de la tercera ola y que la única opción es un confinamiento

Desde que @donni__69 adivinó antes que nadie lo que pasaría en marzo, sus comentarios en Twitter se han convertido en una referencia. Este neumólogo de un hospital al sur de Madrid advirtió el 8 de marzo de lo que sucedió días después, y ahora, en plena tercera ola, se lleva las manos a la cabeza y lanza un aviso a los gobernantes.

«Desgraciadamente, sabemos cómo funciona esto. Este incremento de casos se va a traducir en 10 días de colapso hospitalario, sufrimiento y muertes», ha comentado, con la misma precisión con la que trazó la curva de contagios en la primera ola.

logo Telegram¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A qué esperas? 📲 ¡Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, ¡TE ESPERAMOS!

No es casualidad que decenas de miles de personas sigan atentos sus predicciones. El 8 de marzo, cuando toda España seguía ignorando el peligro, dijo: «Estoy tremendamente asustado, no sé si nuestros dirigentes han hecho números, pero son para asustar». Teniendo en cuenta el período de incubación y la tasa de contagio, predijo que en unos días los hospitales en España estarían colapsados, como luego sucedió.

Ante la situación actual, con los contagios subiendo y el Gobierno especulando para evitar un confinamiento, hace un llamamiento: «Hagan algo, lo que sea, pero dejen de pelearse, de acusarse mutuamente, de vacilar y hagan algo ya. Qué indolencia por dios». El mensaje va claramente dirigido a los políticos.

Su percepción coincide con la de muchos españoles que exigen más decisión a la hora de tomar medidas. «Un día volveremos la vista atrás para ver con estupor la indolencia, desidia, inoperancia y torpeza de toda nuestra clase política en el manejo de la pandemia», asegura, «pero seguiremos votándoles».

La variante británica está detrás

El neumólogo advirtió hace dos semanas que si el repunte se debe a las Navidades, los casos empezarán a bajar pronto, llegaremos al máximo de ingresos a finales de enero y habrá un pico de uscis y muertes en febrero, con una mejora posterior. Pero si la variante británica está detrás del aumento, tocará «confinamiento y sufrimiento prolongado».

Ahora asegura que lo que está pasando es claramente la segunda opción y que todo se nos ha ido de las manos. Sanidad ha confirmado 44.357 nuevos casos de Covid desde el miércoles, con una incidencia acumulada hasta 795,65 por cada 100.000 habitantes. Esto triplica el nivel de riesgo extremo y sitúa España en una situación muy preocupante. En cuanto a los fallecidos se notificaron 404 en las últimas 24 horas, 1.146 en los últimos siete días.

El gran temor se centra ahora en el colapso de los hospitales. El 20,8% de las camas están ocupadas por enfermos de Covid, y hay 26.542 ingresados, 1.314 más que el último día. De ellos, 3.734 están en cuidados intensivos. En muchos lugares las UCI están a punto de colapsar, y ya se han empezado a suspender operaciones. 

La evidencia empieza a ser tan aplastante que el propio Fernando Simón ha tenido que recular y admitir que la variante británica sí tiene influencia en la tercera ola y que será dominante en el mes de marzo. Intentando ser positivo, ha dicho que los casos siguen creciendo pero a un ritmo más bajo, y que esto marca un punto de inflexión que podría haber empezado ya.

Un confinamiento, la única salida

La situación recuerda mucho a la que se vivió en España en marzo de 2020, cuando @donni__69 advirtió que en su hospital llegarían a 2.000 infectados a finales de abril y que se ocuparían todas las camas de UCI a mediados de ese mes. «Habrá que suspender todas las cirugías programadas y decidir no ingresar muchas patologías no tan graves que hoy no se envían a casa», dijo en aquel momento. 

El neumólogo relató con una sorprendente precisión lo que luego se fue cumpliendo, como por ejemplo que habría que tomar decisiones éticas dolorosas y decidir a qué pacientes salvar. En esta tercera ola, los hospitales están mejor preparados, hay más material y existen tratamientos más avanzados para tratar a los pacientes. Esto está impidiendo que la situación se complique hasta los niveles que se alcanzaron en la primera ola.

Pero no todo es positivo, y el personal sanitario ha llegado a esta tercera ola agotado y bajo mínimos. Hay un clamor entre los expertos para ir a un confinamiento total corto, ya que aseguran que es la única solución que se ha demostrado que funciona en estos casos. Una opinión que comparte @donni__69, aunque el Gobierno sigue esquivando la decisión.