ee

Última hora: Primera comunidad de España confinada y aislada del resto

Navarra se ha convertido, pues, en la primera comunidad autónoma en decretar su cierre perimetral durante la segunda ola de contagios

María Chivite, presidenta de Navarra, ha anunciado este lunes que entra en vigor el confinamiento perimetral de toda la Comunidad a causa del alto número de contagios de coronavirus que se están registrando en las últimas semanas. Ciertamente Navarra presenta una situación crítica, pues su tasa de contagio se ha elevado a los más de 900 casos por cada 100.000 habitantes.

Así, durante las próximas dos semanas no se podrá acceder ni salir de la comunidad foral a no ser que se presenten motivos de fuerza mayor.Además, Chivite también ha manifestado que en toda la comunidad no se podrán abrir establecimientos dedicados a la hostelería durante el periodo que dure el confinamiento perimetral en Navarra.

Navarra se ha convertido, pues, en la primera comunidad autónoma en decretar su cierre perimetral. Existen precedentes, pero nunca a nivel de comunidad autónoma —al menos durante la segunda ola de contagios en la que nos encontramos—. Antes se han cerrado grandes ciudades como Madrid, Palencia o León. Eso sí, en el caso de Navarra, no se podrá acceder ni salir de ella, pero sí que se podrá viajar por su interior, es decir, un ciudadano de Pamplona podrá ir a otra localidad navarra a trabajar.

«No negamos que la situación en Navarra es preocupante y no queremos llegar a una situación en la que el sistema sanitario quede comprometido a solo atender a pacientes COVID sin dejar de atender a otros pacientes con otras patologías», ha afirmado la presidenta de Navarra.

Nuevas medidas en diferentes ámbitos sociales

Hace tan solo 8 días, la presidenta de Navarra anunció un paquete de medidas que restringía el aforo en las reuniones sociales y en los establecimientos hosteleros, pero dada la poca incidencia que ha tenido en la reducción de la tasa de contagios entre su población, han decidido cerrar la comunidad foral. Además, la presión hospitalaria ha llegado a un 29% de ocupación en UCI, algo que preocupa y mucho.

«Nos anticipamos a las dos semanas de plazo que nos dimos en las últimas medidas para una mejora brusca y mucho más rápida para preservar el sistema su capacidad y evitar males mayores», ha subrayado Chivite, para remarcar que el Ejecutivo foral no quiere «esperar a que sea tarde».

Además del confinamiento perimetral de la Comunidad foral y el cierre de bares y restaurantes, el Gobierno de Navarra también ha decidido adelantar el cierre a las 21 horas prácticamente en la totalidad de los establecimientos como locales comerciales minoristas o grandes superficies, además de todas las actividades deportivas y culturales.

En cuanto al transporte público, se reduce al 50% la capacidad máxima en el transporte urbano comarcal. Y en el ámbito privado, se restringe las reuniones a la unidad familiar y de convivencia, exceptuando a las personas que viven solas y a las que necesiten de especiales cuidados o atenciones.


Comentarios