Viales con la vacuna del Covid-19

La mujer que falleció tras ponerse la vacuna de AstraZeneca tenía ‘síntomas inusuales’

Dinamarca, Noruega y Países Bajos han interrumpido la administración de este lote a la espera de más resultados

Crece la preocupación por los posibles efectos adversos de la vacuna de AstraZeneca. Tras la aparición de varios casos de trombos en personas vacunadas con este lote, autoridades sanitarias de varios países han bloqueado las dosis y han abierto una investigación. Las últimas noticias son inquietantes, porque hablan de efectos secundarios extraños.

La Agencia Danesa de Medicamentos ha informado en las últimas horas que la mujer de 60 años que murió de un coágulo de sangre tras inyectarse la vacuna, presentaba «síntomas muy inusuales». La víctima, de nacionalidad danesa, tenía una cantidad baja de plaquetas sanguíneas y coágulos en vasos pequeños y grandes, además de sangrado.

La aparición de varios casos de trombos en personas que se habían vacunado con dosis de un lote de AstraZeneca ha alterado la vacunación en varios países como Austria, Noruega, Países Bajos y España. En nuestro país se han detectado dos casos graves en el Hospital Clínico Universitario de Valladolid, mientras que la Consejería de Salud del Principado de Asturias decidió bloquear las dosis del lote sospechoso «por prudencia».

La Agencia Europea del Medicamento quiso lanzar un mensaje de tranquilidad hace unos días, al asegurar que no existe una relación directa entre la vacuna y los casos de trombos. La Organización Mundial de la Salud (OMS) también se pronunció al respecto: la máxima autoridad sanitaria recomienda seguir administrando esta vacuna.

Por su lado, AstraZeneca ha hecho una revisión de los datos de seguridad y asegura que no hay evidencia de un mayor riesgo de coágulos sanguíneos. Sin embargo, su vacuna es de largo la que más incertidumbre está provocando desde el principio. Primero, porque tenía una eficacia menor que las de Pfizer y Moderna. Segundo, por la falta de ensayos en mayores de 55 años. Y ahora, por la aparición de coágulos en personas vacunadas.

Síntomas más frecuentes de la vacuna de AstraZeneca

La información avanzada por la agencia danesa supone un ingrediente más para las dudas acumuladas sobre esta vacuna. La investigación tendrá que determinar si el fallecimiento fue motivado por otras causas, o la vacuna tiene algo que ver. Pero el hecho de que sufriera síntomas inusuales, aumenta la preocupación. Los síntomas más frecuentes de la vacuna de AstraZeneca (1 de cada 10 personas) son los siguientes:

  • Dolor o picazón en el brazo
  • Malestar general y cansancio
  • Escalofríos o sensación de fiebre
  • Dolor de cabeza
  • Náuseas
  • Dolor articular o muscular

Otros síntomas como fiebre alta (más de 38 grados) y vómitos o diarreas también pueden aparecer, aunque con menos frecuencia. Hay además 4 efectos secundarios considerados poco frecuentes en esta vacuna:

  • Somnolencia o sensación de mareo
  • Inflamación de los ganglios linfáticos
  • Disminución del apetito
  • Sudoración excesiva, picor cutáneo o prurito

Síntomas graves de la vacuna de AstraZeneca

Los efectos adversos de la vacuna de AstraZeneca afecta sobre todo a las personas jóvenes, y su intensidad disminuye después de la segunda dosis. Entre los grupos de los síntomas registrados en los ensayos, hay uno que preocupa especialmente. Es el de los síntomas graves. Si sientes alguno de ellos, debes ir a urgencias.

  • Debilidad o mareo
  • Cambios en el ritmo cardiaco
  • Dificultad a la hora de respirar
  • Silbidos al respirar
  • Hinchazón en la cara, la garganta o los labios
  • Erupción o urticaria
  • Náuseas o vómitos
  • Dolor de estómago

Interrumpen la vacunación

La aparición de casos de trombos ha llevado a la suspensión de la vacunación con AstraZeneca en algunos países. Es el caso de Dinamarca, que el 11 de marzo decidió interrumpir el proceso de inmunización con estas dosis. El motivo: «Los informes de casos graves de formación de coágulos sanguíneos en personas vacunadas contra la Covid-19 con AstraZeneca». Según el ministerio de Sanidad, «en la actualidad no se puede descartar que exista una relación entre la vacuna y los coágulos sanguíneos».  

Noruega siguió los mismos pasos. El Instituto de Prevención y Control de Enfermedades Infecciosas del país decidió «por prudencia» interrumpir la administración de este lote de vacunas tras lo sucedido en Dinamarca. Hace apenas unas horas el gobierno holandés también ha anunciado que no vacunará más con AstraZeneca hasta que las investigación ofrezcan resultados concluyentes.