Vista de una habitación de hospital con las camas vacías

Una mujer esconde que tiene coronavirus y acaba falleciendo toda su familia

Verónica le dijo a su marido y a sus tres hijos que tenía una «gripe fuerte»

Un terrible suceso ha tenido lugar en el estado de Táchira, Venezuela. Verónica García Fuentes, de 36 años, su marido, José Antonio Gómez, de 33, y los tres hijos de ambos, Nicol, de 17, y los mellizos Jhoneider y Jhoneiker, de 4, han fallecido después de que la mujer les ocultara que tenía coronavirus

Todo empezó la segunda semana de diciembre. Según la información que ha proporcionado el medio venezolano 'La Nación', la madre de los tres menores empezó a sentirse mal y a experimentar algunos síntomas como fiebre o malestar general. 

logo Telegram¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A qué esperas? 📲 ¡Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, ¡TE ESPERAMOS!

Por este motivo, Verónica decidió acudir al Centro de Diagnóstico Integral en la ciudad de Táriba el día 17. Allí le hicieron la prueba rápida del coronavirus y resultó ser positiva. Tras esto, la mujer se hizo una PCR que le otorgó el mismo resultado. 

Aunque sabía que podía contagiar a toda su familia y pese a haberse aislado en su casa, la venezolana le ocultó a su marido y a sus tres hijos que había contraído la enfermedad. Tan solo dos días después, la mujer se realizó una segunda prueba que también dio positivo. 

Verónica les dijo a José Antonio y a sus hijos que lo que tenía era una «gripe fuerte». No fue hasta el 27 de diciembre que decidió decirles la verdad.

Ese día ella se había quedado en casa mientras su marido asistía a una fiesta familiar. La mujer llamó por teléfono a su esposo, le explicó que tenía coronavirus y le pidió que no se mezclara con el resto de asistentes a la reunión. 

«José Antonio tomó licor, habló con amigos, cuando recibió una llamada telefónica de su esposa, donde le dijo que se regresara a la casa, que no compartiera con nadie, porque ella tenía Covid y él podía estar infectado», ha explicado Mariela, la hermana de José Antonio, a un medio local.

Tras descubrir lo que realmente padecía su mujer, el hombre y sus tres hijos se aislaron en su casa y se hicieron la prueba del virus. Los cuatro dieron negativo. 

El desgarrador final de Verónica y de su familia

Sin embargo, el estado de salud de Verónica empezó a empeorar durante los primeros días de enero. Razón por la cual José Antonio y los niños tuvieron que volver a realizarse la prueba diagnóstica y, en esta ocasión, el resultado fue positivo para todos.

La mujer desarrolló una neumonía y el 14 de enero tuvo que ser ingresada en el hospital. Tan solo dos días después, su marido también fue hospitalizado. Ese mismo día los médicos decidieron intubar a la venezolana. 

Verónica falleció el 18 de enero y el estado de salud de José Antonio empezó a empeorar drásticamente tras la muerte de su esposa.

«En la placa de tórax que le hacen a mi hermano, los pulmones salieron todos negros. El médico se alarmó. Le preguntó si era fumador; él le dijo que no. El médico sabía que estaba enfermo y que no había recibido el tratamiento adecuado». El hombre murió el día 19, tan solo unas horas después que su mujer. 

Tras la defunción de sus padres, la salud de los tres menores también empezó a deteriorarse. Nicol, la mayor, se empezó a sentir mal y falleció cuando su abuelo materno la estaba llevando al hospital.

Por su parte, los mellizos fueron trasladados el 27 de enero al Hospital Central de San Cristóbal. Los dos niños de cuatro años fallecieron ese mismo día tras haber sido diagnosticados con bronconeumonía

La importancia de seguir las recomendaciones

Este trágico acontecimiento ha servido para que las autoridades médicas de la zona insistan en la necesidad de seguir las recomendaciones básicas de uso de mascarillas, lavado de manos y mantener la distancia social de seguridad. Así como para recalcar la importancia de recibir un buen tratamiento desde el principio y decir la verdad. 

«No podemos decir yo lo que tengo es gripe, porque muchos con esa gripe han fallecido», ha subrayado la doctora Fressel a 'La Nación'. «Todo lo que se parezca a Covid es Covid hasta que no se demuestre lo contrario».