Una jeringuilla con una hipotética vacuna contra el Covid-19

Fallece un ciudadano tras ser vacunado contra el coronavirus en Suiza

Las autoridades aún no han dado detalles sobre las causas de la defunción

La vacuna contra el coronavirus ya es un hecho, a pesar de la enorme desconfianza que aún a día de hoy genera entre los ciudadanos, mientras ya se administra en muchos países, incluido España, donde este pasado domingo algunos ciudadanos ya recibieron su primera dosis.

Las autoridades han insistido en asegurar que la seguridad de la vacuna contra la Covid está garantizada, aunque haya salido del laboratorio mucho más rápido que en la mayoría de casos, donde los ensayos se alargan incluso años.

La pandemia sigue llevándose por delante víctimas y extendiéndose y la vacuna se presenta como la única posibilidad real de frenarla. Pero la noticia que llega hoy des de Suiza no ayuda a diluir esas grandes dudas en torno a la vacunación y los efectos secundarios que podría provocar, aunque de momento no está demostrada ninguna relación de los hechos con la vacuna.

Una persona de Lucerna ha fallecido tras vacunarse contra la Covid-19, según informa la agencia de noticias 'Reuters'. «Somos conscientes del caso», aseguraba un portavoz del departamento de Salud de la zona donde ha tenido lugar la defunción. Se trata de un varón, residente en un centro de personas mayores. 

Según parece, las autoridades responsables de la aprobación de las vacunas en Suiza, bajo el nombre Swissmedic, tienen constancia de los hechos. Pero por ahora reina el silencio y no ha trascendido ningún tipo de información en cuanto a la posible relación entre la vacuna contra el coronavirus y la muerte de la víctima. Se espera que en las próximas horas las autoridades informen sobre la situación.

Muere cuatro días después de recibir la vacuna

Cabe apuntar que el hombre que ha fallecido, residente de Lucerna, ya había sufrido una reacción negativa ante la vacuna contra la gripe, según avanza el periódico 'Zeit'. El hombre, como el resto de usuarios de la residencia, fue vacunado justo el día de Navidad. Un día después, el 26 de diciembre, se quejó de dolor en el abdomen y se mostró muy inquieto. Además, le bajó la presión y tenía el pulso acelerado.

La última vez que un médico revisó al paciente fue el día 27, este pasado domingo. Parece que el hombre seguía con el estómago duro y con dolores, aunque estaba más tranquilo. El lunes no se supo nada del estado del paciente y el martes se informó al médico que le había atendido de un empeoramiento generalizado del estado de salud del señor. El hombre moría poco después.

Swissmedic, como decíamos responsable de la aprobación de dichas vacunas contra la Covid, explicaba el pasado 19 de diciembre que, según los estudios realizados, los efectos secundarios de las dos vacunas que se han aprobado en Suiza, la de Pfizer y BioNTech, eran similares a los que generaba en algunos casos la vacuna contra la gripe.
 

Las autoridades aún no se han pronunciado al respecto

Ahora dichas autoridades, responsables de la seguridad de cualquier vacuna que se administre a los ciudadanos, estudian el caso tras saltar las alarmas con la defunción de una persona después de administrarle la vacuna.

De momento, aunque el hombre aparentemente no sufría ningún problema de salud aparte de demencia, algo relativamente normal a ciertas edades, no se puede demostrar que su muerte tenga que ver con la vacuna contra el coronavirus.  Se indica que podría haber fallecido antes de administrarle la vacuna.

La investigación sigue en pie, por lo que no es preciso alarmarse ante los efectos secundarios de la vacuna, que continúa siendo segura hasta que se demuestre lo contrario. Habrá que esperar a que las autoridades suizas den más detalles al respecto y aclaren por qué murió el ciudadano y si, tal como parece, la vacuna no tiene nada que ver con los hechos.