Una jeringuilla con una hipotética vacuna contra el Covid-19

Los expertos avisan: Habrá que vacunarse varias veces contra el Covid-19 en el futuro

La farmacéutica Moderna prevé que las mutaciones del virus harán que se convierta en algo parecido a la gripe, por lo que habrá que vacunarse cada cierto tiempo

Desde hace poco menos de un mes, España y gran parte de Europa ya se encuentran inmersas de lleno en la campaña de vacunación del Covid-19, gracias a las vacunas de Pfizer y de Moderna, que son las primeras que han recibido el visto bueno de la Comisión Europea y la Agencia Europea del Medicamento. 

Ambas vacunas tienen más de un 93% de eficacia para prevenir la enfermedad, o por lo menos sus consecuencias más graves, pero todavía quedan muchas incógnitas por resolver sobre su inmunidad, la duración o sobre si será necesario volver a vacunarse con el tiempo. 

Los ensayos clínicos realizados hasta ahora aseguran que las vacunas actuales tienen una inmunidad de varios meses, pero se desconoce hasta qué punto llegan porque es necesario que pase el tiempo y seguir estudiando la evolución de los pacientes que se la han puesto. 

emoji regaloGRAN SORTEO ESPAÑA DIARIO: ¡Gana un vale de 100€ para gastar en Zara y todas las tiendas Inditex (Stradivarius, Pull&Bear, Bershka,...)! ¿A qué esperas? ¡Participa ya al sorteo, es gratis! PINCHA AQUÍ y apúntate. ¡Es muy fácil!

Aun así, algunos expertos ya se han aventurado a exponer sus teorías sobre qué puede pasar con el Covid-19 en el futuro, cuando gran parte de la población esté vacunada. El CEO de Moderna, Stéphane Bancel, ha sido uno de los que se ha pronunciado sobre este tema y ha asegurado que es posible que, en el futuro, sea necesario volver a vacunarse contra el Covid-19 para renovar la inmunidad, como mínimo en el caso de los más jóvenes. 

Sobre este aspecto, Bancel cree que aunque la nueva cepa descubierta en el Reino Unido —mucho más contagiosa y que ya se ha detectado en 60 países— no altera la efectividad de la vacuna, es posible que otras mutaciones sí que acaben afectando, por lo que habría que modificar las vacunas para adaptarlas a los cambios del virus, algo parecido a lo que ocurre con la gripe, que muta cada año y obliga a hacer modificaciones a las vacunas. 

Los científicos consideran que con el tiempo será necesario «rediseñar» la vacuna, pero gracias a la nueva técnica empleada con ARN mensajero, esto no debería suponer un problema ni por su dificultad ni por el tiempo necesario para hacerlo. 

Estas vacunas con ARN mensajero no inoculan el virus atenuado, sino que son simplemente «mensajes» que se introducen en nuestro organismo y que contienen la información genética del virus para que nuestro sistema inmune lo identifique y aprenda a combatirlo cuando el virus real entre en nuestro cuerpo. De esta forma, la persona no enferma cuando le ponen la vacuna, pero el cuerpo aprende a desarrollar los mismos anticuerpos. 

La cuestión ahora es que esta técnica de creación de vacunas es nueva, y todavía no hay suficiente información para saber si ofrece una inmunidad tan duradera como las vacunas habituales, que sí introducen el virus real en nuestro cuerpo. 

La buena noticia es que, en el caso de tener que volver a vacunar, e incluso de tener que cambiar las vacunas por la mutación del virus, este será un proceso fácil y rápido. Se tardó 42 días en descifrar el código genético de la variante china del Covid-19, y se prevé que en 30 días pueda conseguirse en el caso de las nuevas cepas que vayan apareciendo. 

El Covid-19 se convertirá en una enfermedad estacional

Precisamente la evolución del coronavirus es otro de los aspectos que más preocupa a los científicos. Varios estudios han avanzado que su posible evolución será convertirse en una enfermedad estacional, más leve, pero recurrente a lo largo de nuestras vidas. 

La tendencia natural de la mayoría de virus es atenuarse con el tiempo, porque si entra con demasiada fuerza y la tasa de mortalidad en sus huéspedes es muy elevada, acabaría quedándose sin huéspedes, y eso supondría que no podría sobrevivir. Por esa razón, la mayoría de virus acaban siendo más leves, aunque a menudo a cambio de ser más contagiosos. 

Este es el futuro que muchos expertos prevén para el coronavirus, y la llegada de las vacunas podría acelerar el proceso. A la larga, podría no ser más que una gripe, que obligará a seguir vacunando a grupos de población más vulnerables, pero que el resto de la población podrá pasar de forma leve, especialmente después de estar inmunizados por las vacunas. 

De hecho, algunos científicos van más allá y ya han asegurado que en el futuro serán los niños los más afectados por la enfermedad, como ya ocurre con muchas enfermedades de este tipo. La explicación recae en que los adultos ya estaremos inmunizados, mientras que las nuevas generaciones serán «vírgenes» ante el virus. 

Afortunadamente, el coronavirus actual ha demostrado tener poca incidencia en los más pequeños, por lo que normal en el futuro será que los niños pasen la enfermedad y queden inmunizados ante ella, de manera que cuando sean adultos la pasarán como un resfriado o una gripe más.