Varias personas con ropas navideñas y mascarilla sostienen regalos de Navidad

Revelan la mejor fórmula para pasar una Navidad segura en familia

Este año las fiestas serán atípicas y tendrán que readaptarse

A menos de un mes para que lleguen las navidades, la segunda ola de la pandemia sigue latente. Está claro que este año estas fechas van a ser bastante atípicas. Y es que con el toque de queda y las restricciones en las reuniones sociales las grandes comilonas con la familia y amigos van a tener que adaptarse, reinventarse o simplemente esperar un tiempo.

Los epidemiólogos continúan dando consejos para evitar que los ciudadanos se salten las normas durante las fiestas. Y es que un rebrote a comienzos de 2021 sería fatal para toda la población.

Vicente Larraga, investigador del CSIC, intervenía este viernes en el programa de Ana Rosa Quintana y advertía de que «la realidad no es buena, vamos a intentar mejorarla y luego intentemos no empeorarla». Y es que la segunda ola todavía no ha bajado tanto como para eliminar restricciones o saltárselas en estos momentos sería un paso atrás para todos.

Por el bien de todos

Para quienes no paran de pensar en las navidades, hay que intentar concienciar e incidir en cómo aumentar la seguridad de esos encuentros. Por eso este experto del CSIC tiene pensado un método para que sean unas fechas más seguras:

«Durante los 10, 12, 14 días antes autoconfinarse, tener un contacto especial de no contaminarse, para llegar a esas reuniones con una seguridad, sino total, muy elevada de que no van a contagiar a sus seres queridos».

Además, durante su intervención en ‘Telecinco’, Vicente Larraga quiso pronunciarse sobre quienes creen que con hacerse un test pueden evitar los contagios durante estas fechas tan especiales.

Para este experto los test no son infalibles: «tienen falsos negativos en un porcentaje importante. Te puedes hacer test, salir negativo e ir a una cena, juntarte con todos, abrazarte con todos y contagiar».

Adiós a las navidades tal y como las conocemos

Sin fiestas multitudinarias ni grandes cenas familiares, besos y abrazos, nadie duda de que éstas no serán unas navidades normales. Y es que a las costumbres navideñas habrá que incorporarles este año tan atípico mascarillas, gel hidroalcohólico, ventilación en los hogares y, sobre todo, distancia.

Así que aunque todavía es pronto para saber cómo podrán celebrarse las fiestas más familiares del año, está claro que habrá que reinventarse y adaptarlas a la ‘nueva’ realidad lo mejor posible.

Abuelos, tíos, nietos, primos y sobrinos no podrán reunirse en torno a la misma mesa, quizá lo más complicado de asumir en estas fechas que se caracterizan por mantener unidas a las familias. Y es que con los confinamientos perimetrales vigentes muchos ciudadanos no podrán salir ni entrar de sus territorios sin motivo justificado y, por tanto, muchas familias pasarían las navidades separadas.

Además, en numerosas regiones se ha limitado a seis el número máximo de personas que pueden reunirse, una cifra que obligará a muchas familias a dividirse y celebras estas fechas por separado.

Lejos de llegar

En cuanto a la vuelta a la normalidad, Vicente Larraga tiene claro que, a pesar de la vacuna, «el próximo verano no habrá vacunado un suficiente número de personas para que la presión de la epidemia baje», aunque avisaba de que «otra cosa es que la enfermedad permanezca, pero son dos problemas distintos». 

Por ello, este experto del CSIC considerar que el coronavirus «durante un par de años o tres va a convivir con nosotros».

Por ahora solo queda esperar a que con la entrada del próximo año la vacunación surta efecto y el Covid-19 dé una tregua a la sociedad que tanto quebraderos de cabeza ha tenido que soportar durante los últimos meses por culpa de esta pandemia.

Infórmate más sobre el coronavirus:

- Las últimas notícias sobre la pandemia en España y el mundo

- Radar Covid: La aplicación de rastreo y cómo descargarla en tu móvil

- Guía coronavirus: 12 pautas para protegerte y actuar ante un contagio