Zaragoza y Huesca ya están en fase 2: Todas las nuevas medidas

Han sido publicadas en el BOA

Una terraza vacía y dos personas paseando con mascarilla
Zaragoza tendrá limitaciones de aforo durante una semana | Europa Press

El Departamento de Sanidad del Gobierno de Aragón ha emitido las Órdenes, publicadas ya en el Boletín Oficial de Aragón, por las que la ciudad de Zaragoza pasa a partir de este jueves, 8 de octubre, a una fase 2 flexibilizada con motivo del puente festivo fijado entorno al Día del Pilar, y las localidades de Huesca y La Almunia de Doña Godina (Zaragoza) pasan a fase 2 estricta.

La capital aragonesa se encuentra en estos momentos en una tasa de incidencia de 161 casos por 100.000 habitantes, si bien la festividad del Pilar plantea «un riesgo objetivo» de incremento de incidencia en el ámbito de Zaragoza capital, ha indicado el Ejecutivo en una nota de prensa.

Por ello la administración autonómica considera «proporcionadas y ajustadas a los principios de precaución y prevención» la adopción de medidas equivalentes a fase 2 para Zaragoza capital. Sin embargo, la orden contempla elementos de flexibilización que aminoran el impacto económico y social, relacionados con la revisión de la evidencia científica.

La orden entrará en vigor desde las 00.00 horas de este jueves hasta las 24.00 del 14 de octubre en todo el territorio del término municipal de Zaragoza.

Medidas en Zaragoza 

Esta Orden incluye varias medidas, algunas relativas a los establecimientos de hostelería y restauración, donde no puede haber servicio de barra y el aforo en el interior será del 50 por ciento, del 75 por ciento en terrazas. El horario se mantiene hasta las 1.00 horas.

El aforo en actos y espectáculos culturales en espacios interiores será del 75% si tienen butacas preasignadas donde se respete la distancia social de 1,5 metros y las medias de protección individual, reduciéndose dicho aforo al 50% en los restantes supuestos.

En los lugares de culto será del 50 por ciento y en los centros y parques comerciales será del 30 por ciento en las zonas comunes, el 40 por ciento del habitual en el interior de cada establecimiento, mientras que en el caso del comercio minorista será del 75 por ciento.

En cuanto a las plazas, recintos e instalaciones taurinas, siempre que cuenten con butacas preasignadas, no se pueden superar un tercio del aforo autorizado, y en todo caso, un máximo de cuatrocientas personas.

Además, las reuniones sociales no podrán superar el número de diez personas, salvo en el caso de personas convivientes, tanto en espacios de carácter público como privado.

El aforo máximo de los velatorios será de 50 personas en espacios al aire libre y de 25 en espacios cerrados, sean o no convivientes. Las ceremonias nupciales tendrán un aforo del 50 por ciento, con un máximo de 100 personas, en espacios al aire libre o de 50 en espacios cerrados.

El Gobierno de Aragón recuerda que los botellones están prohibidos, que no hay restricciones a la movilidad y no hay cambios en los aforos del transporte público.

Medidas en Huesca y La Almunia

También se han publicado las órdenes que regulan el establecimiento de la fase 2, en este caso sin flexibilizar, en las localidades de Huesca y La Almunia.

Respecto a este último municipio se ha solicitado autorización judicial previa para establecer el confinamiento perimetral, tal y como ha establecido la Sala de lo Contencioso del Tribunal Superior de Justicia de Aragón.

En el caso de la fase 2 sin flexibilizar el aforo en los establecimientos de hostelería se mantiene en el 50%, tanto en el interior como en los veladores, sin servicio de barra, y el cierre se establece a las 00.00 horas. Asimismo, el aforo en los actos y espectáculos culturales se establece en un tercio. También se limitan los aforos en el transporte público, tal y como se detalla en las órdenes.

En los casos de Huesca y La Almunia, las respectivas órdenes entran en vigor este jueves hasta la fecha en que la autoridad sanitaria, tras valorar la situación epidemiológica en su ámbito territorial de aplicación, decida la innecesariedad del mantenimiento de las medidas.


Comentarios

envía el comentario