Margarita del Val vestida de negro posando en un laboratorio

La medida que Margarita del Val aplicaría ya mismo en España contra el virus

La viróloga considera esencial asegurar el confinamiento absoluto durante diez días de los contactos de positivos, antes de confinar a todo el mundo

La pandemia de la Covid-19 ha hecho que valoremos más que nunca el trabajo de los investigadores, además de los sanitarios y otros trabajos esenciales como el de los transportistas o los trabajadores de nuestros supermercados. Caras que hasta hace menos de un año no habíamos visto nunca han ido ganando un merecido espacio delante de las cámaras y en la vida pública. Y no porque así lo hayan decidido ellas, sino porque todos nosotros necesitamos explicaciones sobre todo lo que está pasando, y que la gran mayoría nunca hubiéramos imaginado que viviríamos. 

Es el caso de la viróloga del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), Margarita del Val, que se ha convertido en una de las voces más autorizadas y respetadas en nuestro país, a la hora de hablar sobre la pandemia, el coronavirus o las vacunas. Cada aparición de esta experta genera una gran expectación mediática, y sus valoraciones reciben muchísima atención. Y es que hay que reconocer que del Val no se calla ni una, tanto si son buenas noticias como si son malas. 

Margarita del Val apuesta por asegurar el confinamiento de personas sospechosas

Esta vez, la experta ha intervenido en Telemadrid, donde se le ha preguntado sobre la vacunación. Sin embargo, eso no ha sido todo, ya que también se ha pronunciado sobre las recientes declaraciones del presidente de la Federación Mundial de Medicina Tropical, además de experto de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Santiago Mas-Coma, que ha calificado de «descafeinadas» las medidas que se están tomando en España. 

En este sentido, Margarita se ha mostrado muy clara, y es que asegura que un confinamiento total y estricto es una decisión que les corresponde «a las autoridades». Eso sí, considera que antes de llegar a semejante extremo, aún hay margen para aplicar otras medidas. «Como primera medida, muy importante sería que se mantuviese a rajatabla y con todo rigor el confinamiento de aquellas personas que son contacto de positivos», ha indicado. 

Para justificar sus palabras, Margarita del Val ha recordado que el Sars-CoV-2 llega a tardar más de una semana, unos diez días, en adueñarse del cuerpo de una persona «hasta que da positivo». Por eso, una cuarentena estricta es vital para frenar el seco la propagación de un virus que puede saltar de una persona de manera muy pero que muy discreta.

«La empresa tiene que respetar la baja por cuarentena»

Muchas veces, esa cuarentena no acaba de ser respetada del todo por razones muy dispares, como pueden ser la necesidad vital de seguir trabajando. «La tienen que recetar los médicos; tienen que dar la baja y la empresa la tiene que respetar porque durante esos diez días, aunque uno tenga una PCR o un test de antígenos negativo, días después puede dar positivo», ha insistido. 

Margarita del Val también ha recordado que la Covid-19 no siempre se manifiesta de la misma forma en los enfermos. «Las personas somos todas distintas», ha insistido la viróloga, que ha recordado que en esos diez días el virus puede manifestarse «en dos o en ocho días». «Depende de la dosis del virus, de lo fuerte que tengamos las defensas y cómo seamos. Por lo tanto los diez días los tenemos que respetar. Es el confinamiento personal y selectivo de todos los contactos», ha recalcado la experta. 

Una experta sitúa la vuelta a la normalidad a finales de 2021

También vale la pena destacar que otra experta, la prestigiosa inmunóloga e investigadora española Carmen Álvarez, se ha atrevido a situar en el calendario cuándo veremos la «luz al final del túnel» de esta pandemia. En concreto, Álvarez ha indicado que si el proceso de vacunación evoluciona favorablemente, con más vacunas aprobadas y más dosis disponibles, es muy probable que lleguemos a una cierta normalidad a finales de 2021.