Viales con la vacuna del Covid-19

Los médicos aclaran si la vacuna del coronavirus puede dejarte estéril

Un mensaje viral asegura que la vacuna fabricada con ARNm deja estéril al 97% de los hombres, pero no aporta ninguna prueba

La llegada de las vacunas ha sido un soplo de esperanza en la difícil situación que atraviesa el mundo con la pandemia del coronavirus. Pero con ellas ha llegado también toda una serie de preocupaciones y temores sobre las posibles secuelas que pueden dejar. Uno de los mensajes virales apunta a que la vacuna del coronavirus puede dejarte estéril.

Con la intención de convencer a la población del riesgo que corren al ponerse la vacuna, se ha difundido un vídeo en el que una mujer dice que «el 97% de los varones inoculados van a quedar estériles». Una afirmación sobre la que a fecha de hoy no existe evidencia científica.

El vídeo difundido en redes sociales está protagonizado por una mujer rubia con una camiseta negra de tirantes que asegura haber sido bloqueada por Facebook al intentar mandar un audio. Entonces sueña la voz de un varón con acento latino que explica que «el precio de inocularse la vacuna es que el 97% de los varones se van a quedar estériles, pero además los niños pequeños nunca van a desarrollar características sexuales secundarias».

Según esta información, el 45% de las niñas quedarán estériles. Por eso las vacunas «pueden acabar con la humanidad», dice el audio, «es un despropósito, quieren matar a 500 millones de personas». Como suele suceder en este tipo de mensajes, las afirmaciones no incorporan ningún tipo de pruebas que lo avalen.

La vacuna a la que hace referencia el audio es la que se está administrando ahora, la de Pfizer, que utiliza una nueva tecnología llamada de ARN mensajero. Esta es una molécula que traduce información refinada de los genes en proteínas para mejorar la respuesta del sistema inmunológico. Pero según el hombre que habla, este ARNm «penetra en la célula y reescribe el código genético». ¿Qué hay de cierto en todo ello?

En qué consiste el ARNm

El portavoz de la Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica (SEIMC), Raúl Ortiz de Lejarazu, asegura que es un despropósito, ya que «el RNA que utilizan las vacunas es de vida corta, fabricado únicamente para que produzca la proteína S y por eso, por su inestabilidad, exige que se congele a -70 o -80 grados».

El experto lo tiene claro: cualquier que tenga conocimientos en virología o biología sabe que no tiene ningún sentido. «Es una campaña más de miedo», asegura, «lo más sencillo es explicar cómo funcionan las vacunas y que sirven fundamentalmente para proteger a las personas».

Su opinión viene respaldada por la de Víctor Jiménez Cid, catedrático de Microbiología y Parasitología de la Universidad Complutense de Madrid, y miembro de la Sociedad Española de Microbiología. Explica que no hay en las vacunas «ningún componente que afecte en modo alguno a la fertilidad o al desarrollo hormonal según el conocimiento científico disponible». Para Manuel Sánchez Angulo, profesor de Microbiología, «es un bulo sin fundamento».

Ya en los últimos meses circularon otro tipo de bulos sobre las vacunas y la esterilidad, como uno que aseguraba que la vacuna del coronavirus se utiliza para neutralizar hormonas. El catedrático Jiménez Cid recuerda que «estos bulos estaban calientes cuando se aprobó la vacuna para el papilomavirus, que si me apuras es más persuasivo para personas sin cultura científica porque viene de una infección genital, y aun así, era una barbaridad».

Otras falsedades sobre la vacuna

La Asociación Española de Vacunología también se ha pronunciado al respecto asegurando que no existe una relación entre vacuna e infertilidad. Pero esta no es la única falsedad del vídeo, ya que añade argumentos ya conocidos como el del control social.

En un mensaje reciente de Telegram se asegura que «la vacuna es un experimento de transgénesis cuyo resultado es la esterilidad, seres andróginos anulados de voluntad», y en el audio del vídeo se habla también de un «daño neuronal» que «afectará tu corteza neuronal», por lo que «vas a poder trabajar y a manejar el auto, pero no pensar en profundidad».

Esta teoría según la cual la vacuna nos convertirá en «esclavos perfectos de la nueva normalidad» tampoco viene apoyada por ningún tipo de evidencia científica. El mensaje recomienda «no permitir que te toque ningún médico que sea de la Verdad», mencionando con nombre y apellido algunos de los representantes de esta organización de negacionistas cuyas falsedades ya han sido desmanteladas en varias ocasiones.