Paciente de Covid intubado y atendido por dos profesionales de la sanidad vestidos de blanco, altamente protegidos

Los médicos, preocupados por un nuevo síntoma de coronavirus

La aparición de coágulos de sangre debido a la respuesta inmunológica causa gangrena en las extremidades

La lucha contra la Covid-19 en los hospitales no cesa y, aún bajo los efectos de la durísima tercera ola, los médicos siguen encontrando cosas sorprendentes en los enfermos. Durante los últimos días se ha descubierto una nueva secuela del coronavirus: la respuesta inmunológica lleva al cuerpo a atacarse a sí mismo causando gangrena.

Hace apenas unos días apareció el caso de una mujer a la cual tuvieron que amputar varios dedos de las manos por gangrena. No es un caso aislado. Los investigadores advierten de esta nueva secuela: «Es una secuela rara y a largo plazo».

logo Telegram¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A qué esperas? 📲 ¡Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, ¡TE ESPERAMOS!

Por ahora, la explicación que encuentran a esta nueva secuela es que la respuesta del sistema inmunológico ante el coronavirus lleva al cuerpo a atacarse a sí mismo. Muchas personas que cogen el virus ya han notado en esta tercera ola síntomas diferentes a los que había hasta ahora, y la gangrena es la siguiente en añadirse a la lista.

En esta nueva fase de la pandemia, los contagiados notan efectos parecidos al resfriado con fiebre alta. Unos síntomas ligeramente diferentes a los que conocíamos hasta ahora y que son el indicador de un posible contagio y, por lo tanto, de la necesidad de aislamiento. Un tercio de los pacientes no tiene síntomas, pero entre los sintomáticos se da cada vez con más frecuencia el dolor muscular.

Entre los síntomas óseos y musculares se han detectado casos de artritis reumatoide y miositis autoinmune, un síntoma más conocido como dedos covid. Esto se añade a otro síntoma muy extraño que los médicos detectaron hace semanas, la aparición de una hinchazón en la lengua con llagas en la boca, algo que se conoce como lengua covid.

Los médicos tratan de aclarar ahora la causa de estos problemas óseos y musculares que ya son considerados como nuevos síntomas de coronavirus. Los expertos de la Universidad Northwestern de los Estados Unidos han estudiado el fenómeno en las imágenes radiológicas y tienen una primera explicación para ello: nuestro propio sistema inmunológico.

El cuerpo se ataca a sí mismo

En un artículo en la revista científica Skeletal Radiology, el doctor Swati Deshmukh explica que «el virus causante de la Covid lleva al cuerpo a atacarse a sí mismo de diferentes maneras, y esto puede llevar a problemas reumatológicos que requieren tratamientos a largo plazo». El estudio cuenta con datos de pacientes del Hospital Memorial de Northwestern entre mayo y diciembre del año pasado.

Varios de estos pacientes mostraron síntomas a largo plazo que requieren tratamiento médico durante meses. En los escáneres, los médicos encontraron que muchos de ellos padecían graves trastornos óseos y musculares: «Son efectos altamente preocupantes para el paciente y tiene un gran impacto en su calidad de vida». 

Según el autor del estudio, «los escáneres nos permiten detectar la causa de los dolores musculares y articulares relacionados con la Covid, y vemos que no son simples dolores como el malestar de la gripe o el resfriado». En las radiografías se ven inflamaciones, nervios dañados y coágulos de sangre causados por el sistema inmunológico. 

Cómo detectar un caso de gangrena

En su grado más severo, los doctores han detectado procesos inflamatorios de los tejidos que provocan hematomas o gangrena. La gangrena es una afección grave en la que la pérdida de suministro de sangre provoca la muerte del tejidos corporal. Esta puede afectar a cualquier parte del cuerpo, pero es más común en los dedos de los pies, las manos y los dedos.

La gangrena puede aparecer como causa de una infección y afectar a las extremidades a largo plazo. Cualquier persona está expuesta a ello, pero hay unos grupos con más riesgo que otros. Las personas diabéticas o con problemas circulatorios con más proclives a este trastorno, que se agrava debido al coronavirus causante del Covid-19.

Los indicadores de la gangrena son el enrojecimiento e hinchazón de la zona afectada, la pérdida de sensibilidad o dolor severo, y la aparición de llagas y ampollas que sangran o producen un pus maloliente. La aparición de gangrena puede ayudar ahora a los médicos a detectar contagios de coronavirus: «En algunos casos, los radiólogos pueden diagnosticar Covid-19 basándose en la imágen óseomuscular en pacientes que previamente no sabían que habían contraído el virus».