Alt Zaragoza incrementa casos positivos de Covid19

Ya está ocurriendo: El temido aumento de los contagios en un sector de la población

La Sociedad Española de Epidemiología que el virus está pasando a la gente mayor cada vez más y en pocas semanas puede ser masivo

La segunda ola ha traído consigo un aumento de los contagios pero también un cambio en el perfil de los afectados. Si la fase de los rebrotes estuvo marcada por el aumento de los casos en población joven asintomática y con síntomas leves, en este nuevo repunte los contagios alcanzan ya tasas preocupantes en todas las edades. 

Aunque el virus aún no ha pasado de forma masiva a la gente mayor, los médicos temen que a medida que pasen los días la cosa se irá complicando. El doctor Joan Caylá, portavoz de la Sociedad Española de Epidemiología, advierte que «sería dramático si pasara como en la primera ola, ya que los mayores requieren ingreso hospitalario y con mucha más frecuencia, más ingresos en la UCI y, desgraciadamente, algunos fallecerían».

Los datos indican que en esta segunda oleada de contagios el virus es más benevolente y no hay tanta mortalidad. Sin embargo, el doctor avisa que no hay que despreciar las cifras de centenares de muertos semanales que hay ahora en España y que ya suman más de 5.000 fallecimientos en esta segunda ola.

Si se confirma esa evolución y el virus empieza a afectar masivamente a los mayores, el coronavirus podría haber completado una estrategia perfecta, empezando por propagarse a través de un sector de la población con más vida social pero menos riesgo de padecer complicaciones, los jóvenes, y extendiéndose después al sector donde puede causar más daño, el de los mayores.

Sobre la segunda ola, que empezó con los rebrotes, el doctor lo define como «un pequeño incendio que va creciendo y cuando te das cuenta ya es muy grande, y es donde nos encontramos ahora, y apagarlo cuesta mucho».

La incidencia acumulada entre el 27 de julio y el 2 de agosto era de 78,8 casos por cada 100.000 habitantes para el grupo de edad entre 15 y 29 años. Este es el grupo que más se ha contagiado desde mayo. Pero la cifra contrasta con la incidencia acumulada del 5 al 11 de octubre: 99,9 casos para personas entre 60 y 69 años, 86,4 para el grupo entre 70 y 79, y 142 para los mayores de 80 años.

Hay que decir que las cifras siguen siendo menores que las de grupos más jóvenes, pero aun así muestran un aumento de la tendencia preocupante. Los datos lo confirman: la gente mayor ya sufre niveles de transmisión similares o superiores a los que experimentaron los jóvenes en verano, contando que ahora se hacen más pruebas.

Los médicos están agotados

El pasado 5 de octubre el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, confirmó que el porcentaje de contagiados mayores de 60 años había pasado del 15% al 20% en apenas unas semanas. Y advirtió que ello conlleva más riesgo de hospitalización y por lo tanto de colapso del sistema sanitario.

Sobre ese extremo, el doctor Caylá asegura que «estamos al límite de que se desborde el sistema hospitalario, y la que también está desbordado, y nos olvidamos bastante, es la atención primaria». En ese sentido, ha reconocido que los médicos de la primaria están «muy quemados» y que el problema puede empeorar si la gente mayor empieza a infectarse más.

Según el doctor, la solución está en que los jóvenes infectados no contacten con sus padres o abuelos porque «si los mayores se infectan es cuando esto se convierte en un desastre», aunque también es consciente que a veces hace falta un poco de apoyo social con abuelos que se ven obligados a llevar al nieto a la escuela y a recogerlo porque los padres trabajan.


Comentarios