Un médico realiza el test del Coronavirus a una paciente

Un médico español sobre las medidas actuales: 'Temo que no sean suficientes'

Ha hecho una llamada a autoconfinarse

El jefe clínico de la Unidad de Enfermedades Infecciosas del Hospital Sant Pau de Barcelona, Joaquin López Contreras, ha hecho una llamada de alerta porque la gente no haga interacciones sociales más allá de las estrictamente necesarias. «Espero que la gente entienda que el que queremos decir es que se quede en casa, que ente autoconfinem», ha afirmado.

logo Telegram¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A qué esperas? 📲 ¡Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, ¡TE ESPERAMOS!

López Contreras explica que la situación actual es «difícil» en los hospitales y que no se ha visto encara el efecto esperado de las medidas tomadas hace 15 días, como el cierre de la restauración. Ha confiado que las nuevas medidas sí que permitan reducir la incidencia de casos y hospitalizaciones pero ha alertado que «no tendrán una repercusión inmediata». «Tenemos miedo que el efecto no sea suficiente», ha afirmado.

López Contreras ha querido ser claro: «Si queremos conservar el trabajo, la escuela y la universidad, ahora tenemos que estar en casa, todo el mundo a casa el fin de semana». El doctor ha afirmado que las nuevas medidas «pueden ser útiles «pero que los resultados no se verán a corto plazo.

En este sentido, ha lamentado que todavía no se ha visto el efecto de las primeras restricciones de hace 15 días y ha valorado que en parte es porque el comportamiento social que se dio no era el esperado. «No culpabilizo a nadie, es probable que no supiéramos expresar bien el que queríamos», ha afirmado. Por eso, cree que el efecto no ha estado «tan grande» como se pretendía. «Pasaron cosas que no esperábamos», ha dicho, haciendo alusión a las imágenes de gente reuniéndose en otros espacios que no fueran los bares y restaurantes.

Ha reconocido que el confinamiento total tiene «muchos efectos indeseables para todo el mundo» y ha asegurado que nadie quiere que sea necesario aplicarlo. Aun así, ha planteado que el resto de medidas disponibles «no están muy probadas».

Con todo, ha dicho que los números continúan aumentando «muy rápidamente» y ha augurado que con 15 días no   habrá basta. «El tiempo de restricción de la movilidad será mucho más largo», ha manifestado. A pesar de esto, ha indicado que si se empiezan a ver efectos positivos quizás no hay que mantener vigentes todas las medidas y se pueden ir levantando restricciones según qué sea la situación epidémica y la de los centros sanitarios.

El 60% de las camas de la UCI ocupados por Covid en el Hospital Sant Pau

En el Hospital Sant Pau el 60% de la UCI (de las que había en situación de normalidad en enero) están ocupadas por pacientes covid. Ante esto, López Contreras ha alertado que si no baja la presión no se podrá mantener la actividad normal. En el caso de Santo Pablo todavía no se ha tenido que desprogramar actividad pero el doctor ha alertado que si la cosa no cambia, se tendrá que empezar a hacer. «Tener cierta presión por culpa de la covid va por largo, pero esta no la podemos soportar, tiene que ser otra», ha dicho.

En el resto de Catalunya, la situación de las UCIs hospitalarias no es mucho mejor. 

Los pacientes ingresados en unidades de cuidados intensivos (UCI) con coronavirus suponen un 52% del total de ingresados en estas unidades, circunstancia que no se producía desde marzo y abril, ha explicado este viernes en rueda de prensa el secretario general de Salud de la Generalitat de Cataluña, Marc Ramentol.

«Ya estamos por encima del 50%», ha dicho Ramentol, con 447 de las 887 camas ocupadas actualmente, y ha afirmado que las UCI catalanas se encuentran actualmente al 85% de su nivel de ocupación.