Una jeringuilla con una hipotética vacuna contra el Covid-19

Un medicamento revolucionario hecho en España podría inmunizar contra Covid al momento

La multinacional está actualmente preparando un ensayo clínico para testar el producto

España podría ponerse a la vanguardia de la lucha mundial contra la pandemia de Covid-19 tras el anuncio que ha hecho la multinacional farmacéutica Grifols, con base en Barcelona, sobre un nuevo medicamento que podría suponer la inmunidad inmediata contra la enfermedad.

La farmacéutica anunció hace unos días que está preparando un ensayo clínico, que dará comienzos a partir del mes de febrero, para probar este nuevo medicamento. El producto podría ofrecer inmunidad inmediata a una persona, pero después de dar positivo por Covid-19. Su uso estaría recomendado para aquellas personas vulnerables, como personas mayores, personal sanitario y personas inmunodeficientes, para las que esté contraindicada la administración de la vacuna

A través de un comunicado, desde la multinacional explican que el medicamento podría ser muy útil si se usa de forma complementaria a la vacuna, aumentando así la cantidad de personas que recibiría inmunización contra el virus.

Además, prevén que podría utilizarse para contener brotes de Covid-19 que aparezcan en zonas donde se haya empezado la vacunación, pero no se haya podido completar, algo que ya está pasando, por ejemplo, en varias residencias de gente mayor en España, donde algunos ancianos se han contagiado después de recibir la primera dosis, pero antes de recibir la segunda. 

El ensayo clínico, liderado por los investigadores Oriol Mitjà y Bonaventura Clotet, del Hospital Germans Trias i Pujol de Badalona (Barcelona), dará comienzo a lo largo del mes de febrero y sus primeros resultados podrían estar disponibles en la primavera.

En él participarán 800 voluntarios, todos ellos personas positivas por Covid-19 en un test diagnóstico, pero sin síntomas. Los investigadores les administrarán, por vía subcutánea, la inmunoglobulina que la multinacional ha producido y que es rica en anticuerpos específicos para el coronavirus, ya que se obtuvieron a través de la donación de plasma de personas que ya habían superado la enfermedad.

Este tipo de inmunoglobulina ya ha demostrado ser eficaz y segura, según informan desde Grifols, para la prevención de otras enfermedades infecciosas en pacientes con problemas de inmunodeficiencia, por lo que no pueden vacunarse contra ese tipo de enfermedades y corren más riesgo de contagio si se exponen a ellas.

Oriol Mitjà, uno de los líderes de este proyecto y conocido por ser uno de los expertos que más visibilidad tuvo en televisión al inicio de la pandemia —y por ser asesor de la Generalitat de Cataluña durante varios meses—, ha explicado que «este tratamiento con las inmunoglobulinas como base proporcionaría una combinación de anticuerpos policlonales que, ante los monoclonales, presentan una mayor diversidad que podría mejorar la capacidad de protección ante el virus».

Antonio Páez, director médico de Grifols, ha destacado que la distribución de este nuevo producto sería favorecida por la «facilidad de conservación en la nevera y su administración subcutánea», ya que se podría administrar desde cualquier consulta médica sin necesidad de acudir al hospital.

Buscando la inmunidad en todo el mundo

Desde que el mes de enero del 2020, hace ya un año, China alertara sobre la existencia de este nuevo coronavirus que estaba extendiéndose en el país, y que poco después empezó a causar estragos en todo el mundo. 

Rápidamente, las principales farmacéuticas del mundo, en colaboración con los gobiernos y sus sistemas de salud, se pusieron manos a la obra para encontrar lo antes posible una vacuna que inmunice a la población y un tratamiento médico que se muestre eficaz y salve vidas, ya que otro de los puntos que destaca sobre el coronavirus es la falta de un tratamiento que consiga evitar que la enfermedad se agrave. 

Un año después, varios países del mundo, entre ellos España, ya están distribuyendo entre su población las primeras vacunas aprobadas contra el Covid-19, y que pueden alcanzar una eficacia de hasta el 93%, según han asegurado las farmacéuticas que las producen. 

En España ya se ha vacunado con una primera dosis de la vacuna a más de un millón de personas (1.025.937 personas, concretamente), de las que 15.642 personas han recibido ya las dos dosis, por lo que en unos días ya estarán completamente vacunados. 

Sanidad ha previsto que para el verano se haya podido vacunar ya al 70% de la población, una cantidad suficiente que permitiría rebajar las medidas de seguridad que se están implementando hoy en día, especialmente drásticas este mes de enero por la tercera ola de la pandemia

La intención es evitar el mayor número de olas posibles del coronavirus para garantizar la salud pública, y aunque los expertos creen que con el tiempo se van a seguir produciendo brotes de Covid-19, el sistema sanitario podrá absorber sin problemas a los enfermos, como ya ocurre con otras enfermedades infecciosas y respiratorias.