Una mujer con mascarilla FFP3

Los científicos revelan cuándo podrás quitarte la mascarilla si ya te has vacunado

Este accesorio se ha convertido en una pieza fundamental para los ciudadanos cuando salen de casa

La mascarilla se ha convertido en un elemento indispensable desde hace meses en la vida de los ciudadanos. A pesar del inicio de las campañas de vacunación, todo apunta a que se quedarán algún tiempo más porque el virus todavía sigue muy presente en todo el planeta.

Pronto se cumplirá un año desde el primer decreto de estado de alarma en España y este accesorio seguirá siendo obligatorio para todo lo que queda de año e incluso habrá que llevarlo en 2022 para salir de casa. Sin embargo, quienes ya están inmunizados se preguntan por qué deben seguir usándola.

Según ha publicado recientemente el medio británico ‘The Guardian’, las vacunas protegen a las personas frente al Covid-19, aunque eso no significa que no puedan seguir contagiando a la gente, incluso siendo asintomáticos al virus.

¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A que esperas? Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

Por este motivo, es importante que sigan usándola, especialmente para evitar un repunte de casos mientras otros esperan a que llegue su turno de vacunación. Y es que de esta forma se ayudaría también a descontagiar los hospitales, que han pasado momentos muy complicados desde que llegó la pandemia.

«Ahora sabemos que las vacunas pueden proteger, pero lo que no hemos tenido tiempo suficiente para comprender realmente es: ¿protege de la propagación?», señala Avery August, profesor de Inmunología en la Universidad de Cornell, en Estados Unidos.

Lo cierto es que las incógnitas en cuanto a la vacuna todavía son muchas, ya que no se conoce cómo pueden proteger las dosis contra la transmisión asintomática del coronavirus, ni siquiera pueden concretar cuánto tiempo pueden proteger las vacunas frente a este coronavirus que se ha cobrado miles de vidas alrededor de todo el mundo.

Con la aparición de tantas cepas del Covid-19 resulta de vital importancia conocer cómo afectan estas variantes a la efectividad de las vacunas, especialmente la sudafricana, B1351, que incluso supuso la reducción de la eficacia de la vacuna de Johnson & Johnson. 

Son muchos los que se preguntan entonces de qué les sirve vacunarse si la mascarilla y el distanciamiento social siguen siendo necesarios para evitar el contacto directo de la gente y así un incremento de los contagios. Precisamente por esto último es necesario que algunas de estas normas sigan vigentes hasta avanzar mucho más en el proceso de vacunación.  

Avanzar en la campaña de vacunación

No es fácil que una vacuna brinde una protección completa frente a un virus. De hecho, son más bien pocas en la historia las que lo han conseguido.

A pesar de ello, las investigaciones sobre estas dosis contra el Covid-19 arrojan esperanza al señalar el grado en que las vacunas protegen contra la transmisión con resultados prometedores, aunque incompletos. Lo fundamental es que reduzca la transmisión y, solo eso, supondría un enorme cambio en la sociedad actual, que podría hacer frente así a una ‘nueva normalidad’.

«Probablemente lo sabremos a medida que más y más personas se vacunen, en algún lugar a mediados de septiembre», señala Avery August, recordando que una vacuna no tiene por qué presentar una eficacia completa para combatir la pandemia. «Si todo el mundo está vacunado, habrá menos virus», añadía esperanzado.

«Ojalá podamos vacunar a la mayoría de la población», señala el doctor Bruce Y. Lee, profesor de política de salud en la Escuela de Salud Pública de la Universidad de la Ciudad de Nueva York. «Ahí es cuando podemos empezar a hablar de avanzar hacia la normalidad», añade este experto.

Solo entonces se podrá barajar la opción de guardar las mascarillas para salir de casa y recuperar algunas de las costumbres que tanto se echan de menos en estos tiempos tan convulsos que le está tocando vivir a la sociedad mundial.