Modelo de mascarilla FFP2 distribuida por la empresa Shenquean-Iturri

Piden la retirada de mascarillas en España por posibles riesgos pulmonares

El modelo en cuestión proviene del tipo FFP2 y podría ser peligrosa por la presencia de grafeno en su composición

La polémica sobre el uso de diferentes medidas preventivas no abandona la lucha contra el coronavirus. Son miles las teorías y propuestas desde diferentes ámbitos que señalan el uso de un factor, y segundos más tarde alguien más lo cancelará por algún motivo; y es que esta polaridad es uno de los síntomas de la pandemia. La última polémica gira en torno a las mascarillas FFP2, que según el Sindicato Profesional de la Ertzaintza contiene en la composición de algunos modelos el grafeno.

Esta sustancia peligrosa para la salud ha sido señalada por las fuerzas del orden, ya que según advierten se ha repartido por diferentes instancias policiales lo cual podría tener efectos negativos en la salud de los agentes, en concreto a sus pulmones. El modelo señalado es el distribuido por la empresa Shenquean-Iturri, que después de un estudio, se ha determinado que la sustancia se incluía dentro de su confección.

Este hecho cobra fuerza después de la Central Sindical Independiente de Funcionarios, CSIF, pidiera a la Junta de Castilla y León la retirada de todas las mascarillas que pudieran tener como materiales empleados el grafeno. En respuesta a esta petición, la Gerencia Regional de Salud prohibió la distribución de la Shenquean-Iturri por el riesgo de inhalación de nanopartículas de grafeno. Así lo ha comunicado el sindicato de del Satse.

Otros centros sanitarios se suman a la prohibición de estas mascarillas 

Es el caso de algunos hospitales de Madrid, cuyos sindicatos reafirman la misma opinión que los organismos mencionados con anterioridad. En concreto el de 'Mats Alcalá'.

«Tras comprobar que en Alcalá de Henares estamos utilizando las mascarillas FFP2 marca Shenquean-Iturri, las mismas que la Gerencia Regional de Salud de Castilla y León ha retirado por potencial riesgo de inhalación de grafeno. Exigimos que se retiren inmediatamente para evitar su uso por las trabajadoras y se evalúen los posibles riesgos que hayan podido entrañar, ya que llevamos meses utilizándolas» comenta la publicación.

Esta no es la primera polémica derivada del uso de mascarillas en nuestro país ni en el extranjero. Si bien es cierto que la mayoría de especialistas sanitarios resaltan la gran labor de las mascarillas en el proceso de prevención para cualquier patología. El primer país en el que saltó la alarma con respecto a este tipo de medida prevención fue Canadá. 

En el país norteamericano las autoridades han pedido suspender su uso por haberlas distribuido a millones de personas, en concreto la marca que se ha encargado de su comercialización es Metallifer, en colores gris y azul. 

España y las mascarillas

Desde su oficialidad en el BOE han sido muchas las leyes que han tratado el uso o no de mascarillas, así como los espacios en los que son de uso obligatorio. Precisamente esta última premisa es la que más polémica ha generado en todo el proceso, ya que algunos no ven indispensable el uso a tiempo completo de la prevención. Por ejemplo, en un monte al aire libre con la distancia pertinente.

De esta forma, el ministerio de Sanidad ha aceptado actualizar una ley que la propia Carolina Darias confesaba que estaba desactualizada. «Se está trabajando de manera técnica para intentar, dentro del margen que posibilita la ley, elaborar unos criterios técnicos de aplicación. Espero que en ese margen de actuación podamos encontrar un espacio para aplicar esta ley de la forma más armonizada y contextualizada posible», comentó la ministra.

A pesar de ello, la modificación de esta actividad, no supondrá que nos libremos del elemento de prevención en lugares públicos concurridos, pero sí lo hará en zonas de «baño en el mar, lagos o embalses, ríos u otros espacios acuáticos naturales, o en piscinas en exteriores o cubiertas». Incluye también aquellos entretiempos durante los que se esté descansando, comiendo o bebiendo.