Margarita del Val vestida de negro posando en un laboratorio

Margarita del Val alza la voz: 'Habrá algún susto'

La experta viróloga cuestiona que las personas vacunadas sean seguras para el resto de la población

España ya cuenta con la inoculación del 93% de las dosis recibidas contra el Covid-19. El plan de vacunación sigue a buen ritmo y cada vez son más los españoles que cuentan con las dos vacunas. Se esperan que lleguen 1,7 millones solo de la fórmula de Pfizer y las comunidades autónomas ya cuentan con 'vacunódromos' para seguir aumentando el ritmo de vacunación. Cerca de 4,6 millones de españoles ya han recibido las dos dosis.

Con estas cifras hay lugar para el optimismo. Poco a poco se va sintiendo cada vez más cerca el fin de la pandemia y la llegada a la 'nueva normalidad', de ahí que algunos ministros ya comiencen a hablar sobre la posibilidad de «reiniciar los viajes» de cara al próximo verano. Pero no todos se muestran tan optimistas, Margarita del Val se muestra cautelosa sobre la protección que otorgan las vacunas.

Margarita del Val: «La protección frente a la infección es muy baja»

logo Telegram¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A qué esperas? 📲 ¡Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, ¡TE ESPERAMOS!

«Estamos incrementando el proceso de vacunación para llegar a mediados de junio con un porcentaje de vacunados que nos permita empezar a reabrir el destino» explicaba Reyes Maroto, la ministra de Industria, Comercio y Turismo, sobre el avance del plan de vacunación y la posibilidad de que dentro de poco se puedan permitir los viajes.

Unas declaraciones con las que discrepa la viróloga Margarita del Val que prefiere no alzar las campanas al vuelo poniendo en duda la protección de las vacunas frente el virus y lo poco seguro que sería realizar viajes. «Con las cuatro vacunas que tenemos ahora mismo disponibles en Europa, realmente, la protección frente a la infección es muy baja» ha señalado del Val dejando claro que, a pesar de las vacunas, todavía hay riesgo de contagio.

En este sentido, la viróloga experta del CSIC ha querido resaltar que, si bien las vacunas protegen frente a la enfermedad no evitan el contagio, por lo que el virus continuaría estando presente: «La protección frente a la enfermedad es muy buena, tenemos unas vacunas de lujo, pero no protegen frente a la infección, las personas se infectan» ha recordado.

Todavía faltan datos

Son pocos meses desde que dio comienzo el plan de vacunación y todavía hay en el aire algunas incógnitas sobre la eficacia de las vacunas y cómo actúa el virus cuando entra en una persona vacunada. De ahí que la viróloga afirme que faltan estudios por realizar que determinen «cuántos se infectan y cómo de contagiosos son».

«Hay contagios muy grandes en entornos totalmente vacunados, como las residencias de ancianos, está claro que ahí hay contagio, no está cuantificado científicamente» ha especificado Margarita del Val sobre la falta de un estudio diseñado para conocer este tipo de situaciones. Teniendo en cuenta la proximidad del verano, la científica tiene claro que, antes de permitir los viajes, hay que tener claro si las personas vacunadas representan o no un resigo para los demás.

«No es cuestión de si vamos a tener qué porcentaje de personas vacunadas en verano, sino determinar si las personas vacunadas son seguras, y yo no me atrevo a decirlo» ha explicado añadiendo que «si las personas vacunadas las consideramos seguras porque no tienen síntomas, ¿estamos también considerando seguros, porque no tienen síntomas, a los jóvenes?».

Dejando a un lado la posibilidad de realizar o no viajes, Margarita del Val ha querido poner de relieve una problemática más común a todos: el reencuentro con familiares. A su juicio, que una persona vacunada se reúna con familiares que no han recibido sus dosis podría suponer un riesgo muy alto de contagio.

«Las personas vacunadas que tienen contacto estrecho con sus familiares a lo mejor les están contagiando el día que les llegue a ellos la infección y no se dan cuenta. Eso sí que me preocupa, porque la gente tiene muchas ganas de quitarse mascarilla, de darse muchos abrazos, de no respetar nada cuando está con los familiares y nos va a dar algún susto» ha sentenciado de manera rotunda alertando del riesgo de bajar la guardia y confiarse.