Calle de Madrid repleta de gente

Madrid quita hierro a las aglomeraciones: 'Prefiero gente en la calle que en casa'

Consideran que no suponen un riesgo tan alto para contagiarse

Realmente las imágenes que se han podido ver este fin de semana en muchas ciudades de España han sorprendido a casi todo el mundo. Por muchos llamamientos que se han hecho a la responsabilidad y a evitar aglomeraciones, las calles comerciales de todo el país se llenaron de gente que, aprovechando el 'Black Friday', quiso hacer sus primeras compras navideñas. 

Una de las que llamaron más la atención fueron la de las principales arterias de Madrid, cerca de la Puerta del Sol y de toda la calle Preciados. Los madrileños, como muchos españoles, no tuvieron reparo en salir a la calle y pasear y comprar las gangas que ofrece este especial periodo de rebajas. 

Y pese a que esta cierta acumulación de personas pueda escandalizar, no fue así para algunos miembros del gobierno de la Comunidad de Madrid, que relativizaban el impacto que puedan tener en la evolución de la pandemia. Concretamente, era el vicepresidente Ignacio Aguado el que afirmaba este lunes que realmente la situación no era para tanto y que en su opinión prefiere que la gente «esté en la calle que en casas». 

logo YoutubeLos mejores directos y vídeos de la red en el Youtube de España Diario. No esperes más, pincha aquí y síguenos gratis. ¡TE ESPERAMOS!

Según, Aguado hay que temer más las concentraciones de gente en domicilios privados, ya que es allí «donde hay más riesgo». Insistía en el peligro de que la gente se reúna en espacios cerrados y defendía la idea que han venido diciendo desde el gobierno madrileño para mantener abierta la actividad. «Que la gente salga a la calle no es el problema, el problema está en las casas, que es ahí donde está el foco, no en la calle ni en el transporte público», argumentaba el vicepresidente en una entrevista en 'La Sexta'. 

En este sentido, ha recordado que sigue habiendo en Madrid restricciones en bares y centros comerciales y que las del sábado y el domingo son «unas imágenes normales en Navidad». Afirmaba que tanto la Policía Local como la delegación de Gobierno están trabajando como otros años para que «no haya demasiadas aglomeraciones». 

Ha pedido «moverse con precaución» pero dejando claro su parecer sobre que el peligro principal está en los encuentros bajo techo «sin mascarilla y sin ventilación». Caminar por la calle «no supone tanto riesgo a la hora de poder contagiarse» y ha pedido que no «generemos alarma innecesaria». 

Almeida dice que el plan contra aglomeraciones funcionó

El alcalde de la capital, Jose Luis Martínez-Almeida, también quiso defender que el plan de la Policía Municipal para evitar aglomeraciones funcionó correctamente. Ha confirmado que «se pudo controlar el aforo en Sol, y se limitó en determinados momentos, y las calles de Carmen y Preciados hubo que ponerlas en un solo sentido. El plan de seguridad funcionó». 

Este plan recoge cuatro niveles por colores según el número de personas que estimen, a ojo los agentes. En un tercer nivel rojo se limita el sentido en algunas calles del centro. Si se excede, se activa un nivel negro prohíbe el paso de peatones hasta su descongestión. 

Almeida quiso insistir en que en estas fechas de comprar él no puede desaconsejar a los madrileños que «que no vayan al Centro, el distrito más golpeado por la pandemia». Sobre este fin de semana, ha argumentado que coincidían «el Black Friday y la iluminación de las luces de Navidad». 

Ha recordado que el protocolo está preparado para «acometer cualquier eventualidad del aforo», aunque siempre se puede mejorar. Quiso recriminar la actitud «reprochable» de algunos que se pasearon sin mascarilla. Por ese motivo ha hecho un llamamiento a que «se acuda donde se acuda, se haga respetando la normativa de las autoridades sanitarias».