Cartel con un parque precintado en Fuenlabrada

Madrid ya tiene la lista con las nuevas zonas confinadas: el viernes, día clave

El Grupo Covid-19 y la Unidad Territorial han identificado 16 áreas más con un umbral de incidencia de alto riesgo

Las más de 37 áreas confinadas desde el lunes en la Comunidad de Madrid podrían ampliarse a nuevas zonas sometidas a restricciones de movilidad para frenar el avance del Coronavirus. Así se ha planteado en la primera reunión del Grupo Covid-19 y la Unidad Territorial, que podría anunciar las nuevas directrices a partir del próximo viernes.

logo Telegram¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A qué esperas? 📲 ¡Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, ¡TE ESPERAMOS!

Entre las nuevas medidas que se plantean está la incorporación de otras zonas afectadas de Madrid, al detectar que con el rápido aumento de contagios ya hay otros 16 barrios más que superan el umbral de incidencia considerado de alto riesgo.

La constatación de que el Covid-19 sigue creciendo en muchos barrios de la capital ha llevado a los grupos de trabajo a confeccionar una lista con los principales candidatos a nuevas medidas de confinamiento. Las zonas sanitarias que podría ser confinadas son Villaamil (Tetuán), García-Noblejas y Canillejas (San Blas-Canillejas), Vicálvaro-Artilleros (Vicálvaro), Rafael Alberti y Campo de la Paloma (Puente de Vallecas), San Isidro (Carabanchel), Orcasitas (Usera) y Lavapiés (Centro).

Por lo que respecta a los municipios se podrían sumar Las Fronteras (Torrejón de Ardoz), Alcalde Bartolomé González (Móstoles), Doctor Trueta y Miguel Servet (Alcorcón), Panaderas (Fuenlabrada), Sierra de Guaderrama (Collado Villalba), y Villa del Prado y Aldea del Fresno. Algunas de ellas ya sonaban con fuerza para entrar en el primer grupo de localidades confinadas, aunque finalmente se salvaron de la criba y esta vez no se escaparían.

Sin embargo, también hay barrios que entraron el lunes en el confinamiento y que podrían salir al recuperar la normalidad en la tasa de incidencia. En ese caso, sin embargo, se tiene que cumplir el plazo inicial establecido.

«La decisión definitiva de esta cuestión la tendremos probablemente resuelta el viernes, si bien lo más importante de todo esto es tener claro que nada vale si no somos responsables con las distancia de seguridad, con las medidas de higiene y, por supuesto, con la puesta de la mascarilla», afirmaba el viceconsejero de Salud Pública y Plan Covid-19, Antonio Zapatero.

En concreto, Zapatero ha apuntado que se están analizando los «aforos de restauración», pudiendo extender la reducción a un 50%; además de prohibir el consumo en barra y el cierre a las 22.00, a toda la comunidad y no solo a las zonas con restricciones de movilidad. 

Ahora, la decisión recaerá en los grupos de trabajo constituidos tras el acuerdo de colaboración entre el Gobierno central y la Comunidad de Madrid. Las decisiones se tomarán con criterios sanitarios y la coordinación de las actuaciones en los 179 municipios de la región corresponderá a la Unidad Territorial.   

Más allá de los problemas concretos que acarrea el confinamiento en cada barrio o municipio, la decisión de la Comunidad de Madrid ha sido criticada porque se centra en los barrios más humildes y de voto tradicional de la izquierda. El Gobierno regional se defiende alegando que se utilizan sólo criterios técnicos y sanitarios.

Se descarta el estado de alarma por ahora

Además, el gobierno de la comunidad está aún a la espera del aval judicial a las medidas en un dictamen que podría llegar mañana o el viernes. El estado de alarma sigue estando encima de la mesa, aunque fuentes gubernamentales sostienen que de momento se descarta y que será en todo caso la última de las medidas a adoptar. 

El gobierno autonómico recuerda que se está limitando la movilidad pero no se prohíbe salir a la calle y, por lo tanto, no hay confrontación de derechos fundamentales. Esto les da una baza argumental para ganar capacidad de maniobra a la espera de que las medidas adoptadas rebajen los contagios y alejen definitivamente la sombra del estado de alarma.

La propia presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, habló de su estrategia: «Queremos ver cómo van funcionando estas áreas prioritarias en las que en cuestión de una semana o una semana y pico empezarán a verse los resultados, pero mientras tanto estamos estudiando dónde seguir aplicando más restricciones».