Agente de la guardia civil de espaldas con el uniforme de criminal├şstica rodeado de sanitarios

'La situaci├│n en una parte clave de Espa├▒a da bastante miedo'. Habla un experto

Septiembre es un momento clave en Madrid

La situación epidemiológica en Madrid es más delicada de lo que parece. Así lo confirmaba Saúl Ares, el científico que saltó a la fama a mediados de agosto por asegurar que la capital madrileña necesitaba una intervención urgente para evitar que los contagios se descontrolasen.

logo Telegram¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A qué esperas? 📲 ¡Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, ¡TE ESPERAMOS!

Tres semanas despu├ęs de aquello, el problema no s├│lo ha crecido sino que los refuerzos no han llegado como ped├şa el cient├şfico para poder doblegar la curva. El 12 de agosto ya se ve├şa el problem├│n del covid-19 en Madrid, pero nadie se quiso enterar, o al menos las administraciones pasaron de largo, afirma Sa├║l Ares.

Este f├şsico especializado en sistemas biol├│gicos es miembro del Centro Nacional de Biotecnolog├şa del CSIC y lleva varios meses estudiando la situaci├│n del Covid-19 en Espa├▒a y la evoluci├│n de la pandemia.

Sa├║l Ares ha estado trabajando con modelos matem├íticos para intentar adivinar lo que est├í por venir con los datos que se ofrecen. Seg├║n este experto, todo depende de la movilidad, la vuelta al colegio y al trabajo y la capacidad de las administraciones para tomar medidas estrictas. Eso marcar├í si en dos semanas, como ocurri├│ en agosto, se ve algo de luz o no al final de este t├║nel, afirma este f├şsico.

Un momento clave

Hasta la semana pasada, la situaci├│n parec├şa mejorar, e incluso estabilizarse, pero viendo los datos de estos d├şas, ┬źda bastante miedo┬╗, a├▒ade Sa├║l Ares.

Con la primera ola se hizo un an├ílisis y se encontr├│ que es imposible predecir picos, n├║mero m├íximo de casos y similar. Aunque los datos fueran perfectos, cualquier peque├▒a desviaci├│n arriba o abajo significa una desviaci├│n final inmensa, explica este f├şsico.

┬źEstamos en una fase clave┬╗. Han pasado muy pocos d├şas como para saber c├│mo se va a comportar este mes y los modelos est├ín ajustados a una realidad, la del verano, que es totalmente diferente.

┬źDeber├şamos tener un Instituto Nacional de Epidemiolog├şa, al igual que lo tenemos de meteorolog├şa, que recoja todos los datos con la misma calidad que los del tiempo y los est├índares muy claros para procesarlos junto con informaci├│n de movilidad, edades, etc. a lo largo del a├▒o┬╗, explica Sa├║l Ares.

De esta forma s├ş se podr├şan usar modelos con todas las variables y conseguir predicciones muy ajustadas viendo incluso algunas semanas.