La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, en la sesión de control al Gobierno en la Asamblea de Madrid, el 22 de octubre del 2020

Madrid confirma si cierra o no el próximo fin de semana

La Comunidad ha puesto en marcha su propio plan de confinamientos basados en Zonas Básicas de Salud

La Comunidad de Madrid volverá a quedar cerrada de forma perimetral el próximo fin de semana, que en la región se alargará hasta el lunes, 9 de noviembre, por el puente de La Almudena. El gobierno regional cumple así con su intención de confinar únicamente durante los días «indispensables», como la presidenta, Isabel Díaz Ayuso, anunció la semana pasada, cuando ya aplicó esta misma medida durante el puente de Todos los Santos. 

La decisión se ha conocido después del Consejo Interterritorial de Salud, en el que Salvador Illa ha vuelto a recordar que los cierres perimetrales deben tener «con carácter general» una duración de siete días. Aun así, Sanidad ya autorizó a Madrid a tomar esta medida durante el pasado fin de semana, por lo que todo apunta a que la misma estrategia podrá implementarse los próximos días. 

Fuentes del ejecutivo madrileño han confirmado que el cierre perimetral de Madrid se aplicará entre las 00.00 horas del viernes, 6 de noviembre, y las 00.00 horas del martes, día 10, como ya estaba en un decreto publicado por la Comunidad la semana pasada. 

Así, la población madrileña volverá a quedar confinada dentro de la región durante esos días para impedir la movilidad con otras zonas de España, aunque la mayoría también están confinadas perimetralmente y no dejan entrar ni salir a ciudadanos de otras comunidades.

La excepción, de nuevo, serán las Zonas Básicas de Salud de la Comunidad que también tengan impuesto un confinamiento perimetral, y que actualmente son 35. Los ciudadanos de esas zonas no podrán salir de ellas salvo por causas justificadas, como ir a trabajar, visitar un centro médico o comprar productos de primera necesidad.

Ignacio Aguado, partidario del cierre hasta finales de noviembre

Dentro del gobierno madrileño tampoco reman todos en la misma dirección, ya que aunque Ayuso ha defendido varias veces que quiere cerrar la región solo los días que sea necesario, su vicepresidente, Ignacio Aguado (Ciudadanos), es partidario de cerrar hasta el próximo 27 de noviembre, cuando se celebra el ya tradicional 'Black Friday'. 

De hecho, Aguado ha planteado esta idea en la reunión que se ha celebrado esta mañana en el Consejo de Gobierno, pero finalmente la presidenta ha continuado con su hoja de ruta. El vicepresidente considera que hay que ser «contundentes» con las medidas que se tomen estos días para «salvar la Navidad», la época del año de más consumo. 

Por ello, aboga por intentar reducir la incidencia de coronavirus a 25 casos por cada 100.000 habitantes para aquellas fechas, cuando actualmente en la Comunidad la IA acumulada en dos semanas es de 369,59 casos. Aun así, la de Madrid es una de las medias más bajas de España, que actualmente ronda los 528 casos, y donde hay ya varias comunidades por encima de 700 casos por cada 100.000 habitantes, lo que demostraría que las medidas «quirúrgicas» que defiende Díaz Ayuso están surtiendo efecto.

A pesar de sus diferencias, Aguado también descarta el confinamiento domiciliario, y lo relega a la «última opción» posible para parar los contagios, y defiende el resto de medidas «muy duras y contundentes», que afectan especialmente al sector del ocio y la restauración. 

En Madrid, la hostelería debe cerrar a las 00.00 horas y solo puede admitir clientes hasta las 23.00 horas. Además, su aforo está limitado al 50% en interiores y al 75% en terrazas, y el servicio de barra está prohibido en todos los establecimientos.