La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, en la sesión de control al Gobierno en la Asamblea de Madrid, el 22 de octubre del 2020

Madrid lo logra. El dato muy positivo que indica que las restricciones sí funcionaron

Hace apenas un mes tenía la peor incidencia de España y ahora está entre las más bajas del país

Hace apenas un mes que la situación de Madrid respecto al coronavirus era alarmante, los datos estaban completamente disparados y los contagios no dejaban de crecer, cada vez a un ritmo más acelerado. Sin embargo, ahora, aproximadamente un mes después, los datos de Madrid han mejorado bastante y ha pasado de ser la comunidad con la peor incidencia de covid del país a conseguir ser una de las más bajas.

Era a finales de septiembre cuando Madrid detectaba unos 20.000 contagios nuevos cada semana, por aquel entonces los datos indicaban que la incidencia acumulada que había en la comunidad era de 784 casos por cada 100.000 habitantes a 14 días, una cifra muy elevada teniendo en cuenta que España marca la situación de riesgo extremo al superar una cifra de 250 casos por 100.000 habitantes.

Tras crecer cada vez más la preocupación por estos números, Madrid, así como el Gobierno de España, comenzaron a imponer medidas mucho más restrictivas en la comunidad para tratar de contener el avance del coronavirus en la capital española. Límite de aforos, horarios reducidos en hostelería y comercios y, sobre todo, confinamientos por zonas. Sin duda unas medidas drásticas que, finalmente, consiguieron el efecto deseado, bajar los datos de incidencia del covid.

A día de hoy, según el informe del miércoles del Ministerio de Sanidad, los datos de Madrid son mucho menos alarmantes, de hecho, ahora gran parte de España registra cifras peores que las de la comunidad presidida por Díaz Ayuso.

La mayoría o gran parte del país tiene una incidencia acumulada a 14 días por cada 100.000 habitantes de más de 400 casos, y en algunas comunidades los números se disparan llegando a superar los 1.000, como puede ser le caso de las provincias de Huesca y Granada. Otras se sitúan rozando los 1.000 pero sin alcanzarlos, como por ejemplo Teruel, Burgos, Zaragoza o Jaén.

369,59 casos por cada 100.000 habitantes, a 14 días, es la incidencia en la que se encuentra ahora mismo Madrid, unas cifras todavía elevadas pero que nada tienen que ver con lo que se estaba registrando hace apenas un mes en la comunidad. De hecho, esta incidencia se ha recortado prácticamente a la mitad y es de las más bajas de España, solo comparable a los datos de Galicia, Baleares, Valencia o Cantabria, con cifras similares o por debajo de una incidencia de 300 a 14 días.

Además, hay que tener también en cuenta, según datos proporcionados por '20 minutos', que si lo que buscamos es la cifra a una semana vista, no a 14 días, el resultado es todavía más positivo. En este caso la incidencia es de tan solo 156,95 casos por cada 100.000 habitantes. Unos datos que ya sí que estarían por debajo del umbral de riesgo extremo marcado hace unas semanas por Sanidad.

Simón y Aguado valoran positivamente la situación de Madrid

El propio Fernando Simón hablaba estos días de la actual situación de Madrid asegurando que «ya hay menos transmisión», gracias a que «se ha podido controlar con las medidas que se implementaron». Afirmaba también que se trata de un gran ejemplo para toda España y que si, con la situación que vivía la comunidad «se ha conseguido controlar la transmisión, se podría aplicar en otras comunidades autónomas como se está haciendo ahora».

También Ignacio Aguado, vicepresidente de la comunidad, afirmó ayer sobre la situación de Madrid que «es el camino correcto. Se están haciendo las cosas bien». Todo ello habiendo asegurado poco antes que él no hubiera tomado las mismas decisiones que hasta ahora había tomado Ayuso y tras defender que, para él, un cierre de Madrid hasta finales de noviembre, sería una opción a valorar.