El lugar dónde tienes más números de coger el coronavirus en España

Los espacios cerrados con tendencia a la aglomeración suponen el mayor riesgo para contagiarse.

Zaragoza impone multas de 101,5€ por no llevar mascarilla
Los espacios al aire libre suponen menos riesgo que los espacios cerrados. | Libremercado

Ningún espacio está 100% libre de coronavirus. Aunque se extremen al máximo las medidas de higiene y se imponga el uso generalizado de las mascarillas, cualquier espacio cerrado y abierto representa cierto riesgo de contagio.

Sin embargo, desde el inicio de la pandemia se ha recalcado el riesgo a mayores que suponen los espacios cerrados con tendencia a las aglomeraciones.

Factores a tener en cuenta para valorar el riesgo de los espacios cerrados

Esta situación es realmente preocupante de cara a la llegada del otoño, puesto que hasta el momento el buen tiempo nos ha permitido realizar gran parte de nuestra vida en lugares al aire libre donde es posible mantener una amplia distancia de seguridad.

A pesar de lo que puedan señalar algunos carteles colocados a la entrada de ciertos establecimientos, cualquier espacio cerrado aumenta el riesgo de contagio. De hecho existen ciertos factores a tener en cuenta para valorar el riesgo que hay dentro de un espacio cerrado.

  • El aforo y la posibilidad de mantener la distancia social
  • La ventilación del establecimiento
  • El tiempo de exposición o estancia en el espacio
  • La actividad realizada: si se habla alto o se grita la cantidad de partículas virales que se expulsan por la boca puede multiplicarse.

Los lugares donde hay más probabilidad de contagiarse

Precisamente, los espacios representan los lugares y situaciones donde más posibilidades hay de contagiarse, independientemente de las medidas de protección.

Las salas de conciertos: en estos espacios el riesgo aumenta debido a la tendencia a la aglomeración y a la necesidad de elevar el tono de voz. El simple hecho de cantar o gritar incrementa el riesgo de contagio aunque todos usen mascarilla.

El interior de bares y domicilios: lo mismo sucede en estos espacios si están muy transitados, puesto que la mayoría no cuentan con un espacio tan amplio como para estar constantemente respetando la distancia mínima social. Aunque llevemos mascarilla, el hecho de elevar la voz también aumenta el riesgo de trasmisión.

Los lugares de culto: suponen un riesgo a mayores debido a la mala ventilación y al tiempo prolongado de exposición. Aunque se esté en silencio y con mascarilla, las aglomeraciones en estos espacios aumentan el riesgo.


Comentarios

envía el comentario