Calle de Madrid repleta de gente

'Los jóvenes deben estar atentos porque va a llegar a finales de marzo en España'

Este estrato de la población será el último en vacunarse en el territorio

Las consecuencias de la pandemia han afectado a diferentes estratos de la población, de hecho han cambiado la mayoría de hábitos diarios que tiene la ciudadanía. Uno de los mayores especialistas en inmunología es el doctor Marcos López Hoyos, Jefe de esta especialidad en el Hospital Universitario Marqués de Valdecilla, en Santander. También preside la sociedad española en esta categoría.

El sanitario muestra su preocupación ante la desescalada de las medidas restrictivas para ponerle freno al Covid en diferentes demarcaciones territoriales, ya que puede ser el entramado de «una cuarta ola de contagios a finales de este mes». 

El especialista ha respondido a 'NIUS' una serie de cuestiones vinculadas con el virus, y apunta directamente a un sector de la población que ha sido señalado por su poca responsabilidad, los jóvenes. Por su mayor movilidad y carencia de vacunación serán el vehículo de transmisión de cara a la época estival, y considera que a pesar de que las medidas de vacunación avanzan, la población no es consciente del peligro de contagio que sigue existiendo.

«Se está poniendo en peligro la recuperación»

Así lo cree el doctor cuando es preguntado por la relajación de las medidas restrictivas. «Sin control y vacunación es imposible combatir al virus. Estamos en cifras superiores a los 200 casos por 100 mil habitantes y suavizar las medidas, puede provocar nuevos contagios que desencadenarán una nueva ola en breve» comenta el sanitario para el medio citado.

El doctor continúa con su argumentación basándose en la precipitación de la decisión. «Hay que tener en cuenta que mientras haya coronavirus circulando hay riesgo de infección y de nuevos brotes, por lo que un desconfinamiento rápido y sin control es muy peligroso» comenta. El experto señala que si se observa la curva de la epidemia se puede vislumbrar que una relajación podría traer una cuarta ola de contagios a finales de este mes.

Se le ha planteado cuál sería la situación cuando los más mayores de los hogares ya estén vacunados, proceso que se prevé esté completado de cara al verano. Responde que no lo estarán los más jóvenes «que son los que ahora más preocupan porque tardarán en ser inmunizados y son lo que más actividad o movilidad tienen. Se convierten en la mayor fuente de trasmisión del virus. Además, si no se mentalizan del peligro serán los más afectados por la enfermedad en un futuro próximo» advierte el experto.

Un descenso en la edad media de los ingresados, eso sí, con una menor tasa de mortalidad

Asegura que a pesar de ser joven no existe una inmunidad ante el patógeno, es más se pueden sufrir episodios graves que dejen secuelas, siendo la peor de ellas la muerte. «Los jóvenes que enferman también lo hacen de forma grave y pueden fallecer. No lo olvidemos. Aunque la mayoría no ha pasado por cuidados intensivos, los que lo han pasado mal, saben lo que cuesta recuperarse de las secuelas de la covid. Pueden pensar que por edad están más protegidos y es falso» ha constatado. 

Por ello también incide que a pesar de que son los más jóvenes, no han tenido el respeto suficiente hacia los diferentes estratos de la ciudadanía. Ya que aunque se piensen inmunes, lo cierto es que en la mayoría de los casos no han generado ningún tipo de protección con respecto a la enfermedad. 

«Para ellos no ha cambiado nada desde marzo del año pasado o las Navidades. Están igual de desprotegidos. Sin vacuna o sin generar memoria inmunológica están en riesgo.  Si no siguen extremando las precauciones con su grado de movilidad tendremos un problema y llegará una nueva ola. Es tan sencillo como esto» concluye el doctor López Hoyos.