La Reina Letizia con mascarilla y unas revistas en la mano con fondo oscuro

Salta la sorpresa: Letizia y Cristiano no pueden ponerse la vacuna de la Moderna

La vacuna de la farmacéutica Moderna provoca reacciones adversas en todas aquellas personas que se han sometido a tratamientos estéticos de relleno facial, según la FDA

Salta la sorpresa. La reina Letizia, Cristiano Ronaldo o Julio Iglesias no pueden ponerse la vacuna de la Moderna. ¿El porqué? los efectos secundarios que podría tener en ellos. Según ha informado la FDA, la vacuna de la farmacéutica Moderna provoca reacciones adversas a aquellas personas que se han sometido a tratamientos estéticos de relleno facial. La noticia ha caído este domingo como un auténtico jarro de agua fría, pues en España se ha empezado a aplicar la vacuna de la farmacéutica Pzifer y la de la BioNtech.

De hecho, se restaba solo a la espera de que la Agencia Europea del Medicamento aprobara la vacuna de la Moderna. Pese a ello, el ‘handicap’ parece que será tan sólo una piedra en el camino de una vacuna que ya está en período de aprobación y que podría llegar de manera inminente a España.

Un efecto secundario a tener en cuenta

Y es que hasta ahora los efectos secundarios de la vacuna parecían pertenecer al mundo de la rumorología. No había pruebas concluyentes de que la vacuna de la Covid-19 pudiera acarrear efectos secundarios más allá de algunas reacciones alérgicas o dolores con posterioridad. De hecho, un estudio publicado en la revista New England Journal of Medicine explicaba que a raíz de la vacuna se podía producir dolor en el lugar de la inyección en el 84% de los vacunados, cansancio en el 63%; dolor de cabeza en el 55%, dolor muscular en el 38%, escalofríos en el 32%; y dolor en las articulaciones en el 24% y fiebre en el 14%.

A dicho informe ahora se suma lo que ha certificado el Comité Asesor de la Agencia de Administración de Medicamentos y Alimentos de los Estados Unidos (FDA). Pues según ellos, la vacuna de la Moderna provoca reacciones alérgicas o adversas a personas que se hayan sometido a tratamientos estéticos faciales tales como ponerse botox.

Y en España, famosos como la reina Letizia, Julio Iglesias o el mismo colaborador de Sálvame i paparazzi Kiko Matamoros se han sometido a dichos tratamientos. Quién tampoco se libra es el exjugador del Real Madrid y actual integrante de la Juventus de Turín, Cristiano Ronaldo. El delantero se sometió a varios tratamientos estéticos durante su etapa en España —también en Inglaterra— por lo que ya sabe que tampoco se podrá inyectar dicha vacuna.

Normalizar los efectos secundarios

Es lo que pedía la semana pasada Kristen R. Choi, enfermera que participó en el ensayo de la vacuna contra el coronavirus de Pfzfer-BioNTech. En declaraciones posteriores a la prueba, la enfermera se remitía a la fiabilidad de la vacuna i recordaba que los efectos secundarios leves es algo normal en cualquier producto químico de este tipo. «Hay que estar preparados para explicar correctamente a los pacientes por qué  deben confiar en la vacuna y que sus efectos adversos podrían parecerse mucho a los síntomas del Covid-19», explicó nada más ponerse la vacuna.