‘Kid-Covid’, la forma rápida de hacer la prueba a los niños que se prueba en España

En Baleares se ha ideado un circuito cerrado alejado de los hospitales donde se hace una prueba de diagnóstico completa en 15 minutos

Un padre le pone la mascarilla a su hija en la calle
El sistema evita que los niños tengan que ir al centro de salud a hacerse la prueba | La Nueva España

Uno de los principales temores de los médicos es que la llegada del otoño y el invierno, con el inicio del curso escolar y la coincidencia de la gripe y el coronavirus, saturen los servicios médicos. Y uno de los factores que puede provocar la saturación es la asistencia masiva de padres a los centros de salud para hacer a sus hijos las pruebas del coronavirus.

Precisamente en España es donde se está probando el «Kid-Covid», una prueba que permite hacer un examen completo, incluido una PCR, a un niño que presente síntomas de Covid-19 sin necesidad de ir al centro de salud ni al hospital. 

La idea nace de un grupo de profesionales en Baleares que ya en el mes de mayo pensó cómo combatir una eventual segunda oleada de contagios, pensando sobre todo en la llegada del otoño y el invierno con la apertura de los colegios, los resfriados, la tos y la fiebre de los niños y el miedo al nuevo coronavirus.

Se pusieron a trabajar entonces en una solución que permitiera una mejor asistencia sanitaria y evitar el colapso de los centros de salud y los hospitales públicos. El momento crucial era el comienzo de los colegios, que este año ha civio un inicio de curso especial aunque no ha sido todo lo traumático que algunos pensaban.

En toda España se han tenido que poner en cuarentena clases enteras y cancelar algunas clases, pero eso entraba dentro de lo previsto. En general, los expertos señalan que el inicio del curso escolar ha tenido un impacto menor en la segunda ola que azota ahora a España y que tiene su origen en otro tipo de contactos sociales.

El plan de los expertos en Baleares tenía como objetivo también evitar la necesidad de tener una plantilla de pediatras sobrecargados de trabajo con la llegada del invierno, que es cuando más aumenta la demanda pediátrica tal y como ha confirmado a la agencia EFE la coordinadora autonómica de Pediatría, Marga Cañellas.

Cómo es un 'Kid-Covid'

El resultado de todo ese trabajo fue la puesta en marcha a finales de septiembre del llamado Kid-Covid, un proyecto pionero en España y posiblemente también en Europa. Se trata de un espacio acondicionado, alejado de los centros de salud y hospitales, con todo lo necesario para hacer las pruebas a los niños en quince minutos.

Esos espacio tienen una recepción y tres habitaciones consecutivas, comunicadas todas ellas por una puerta, que disponen de material sanitario necesario para examinar a un niño y practicar las pruebas necesarias, incluida la PCR; y enviar el resultado a los padres en 24 horas.

En cada habitación hay un técnicos de cuidados en enfermería, un pediatra y dos enfermeras, que trabajan como en una cadena de montaje, cada una haciendo su labor, y acabar el análisis de forma rápida, sencilla y segura. Precisamente el espacio está ideado como un circuito cerrado para evitar cualquier contagio.

El sistema está pensado para que tras recibir la llamada del colegio porque un menor tiene síntomas, el servicio Infocovid Pediátrico o el centro de salud concierten para las familias una cita para ese mismo día o el día siguiente.

En total pasan quince minutos desde que el niño llega hasta que se va. El primer centro se abrió en la cafetería del hotel del Palacio de Congresos de Palma, y la consejería de salud pretende que estén operativos en el momento álgido de la pandemia cuatro equipos «Kid-Covid» para atender mil niños cada semana. 


Comentarios

envía el comentario