Josep Pon, enfermo de Covid que ha pasado 91 días en la UCI en 2020

El español que ha pasado 91 días en la UCI por Covid: 'En piel y hueso'

Llegaron a pedir a su mujer un traje para enterrarlo

No son pocas las personas que han decidido hacer público su calvario con el coronavirus para concienciar a los ciudadanos de la gravedad de la pandemia. Esta vez ha sido Josep quien ha decidido contar su historia en 'La Marató' de TV3, una jornada solidaria en televisión para recaudar fondos para la investigación de la Covid-19, que ha arrancado este domingo, 20 de diciembre y que se alargará hasta las 1:30 horas de la madrugada.

En los primeros minutos del programa ya se han podido escuchar varios testimonios de personas que han pasado el coronavirus en los últimos meses. Y uno de los más impactantes es, sin duda, el del catalán Josep Pon, que pasó hasta 91 días en la UCI del Hospital Arnau de Vilanova, en Lleida.
 

Pidieron a su mujer un traje para enterrarlo

Pon ha explicado que después de tener los primeros síntomas, fue a urgencias pensando que saldría al cabo de un rato. «Me vino un equipo médico de 14 o 15 personas, me dijeron que me pondrían una pequeña inyección y que no tenía que sufrir, que estarían a mi disposición. Son las últimas palabras que oí durante los 91 días que estuve allí dentro durmiendo sin enterarme de nada», ha relatado. «En la UCI, estaba tan débil que llegué a coger hasta seis infecciones diferentes», ha explicado Pon, dando así más detalles sobre el calvario que ha vivido por el coronavirus.

«A mi mujer le pidieron que preparara un traje para enterrarme», ha llegado a reconocer Pon, en referencia a los momentos más críticos de la enfermedad que sufrió. También ha relatado cómo se vio después de pasar en la UCI ni más ni menos que 91 días . Cuando me desnudaban para lavarme, «vi que estaba hecho un Crucifijo, estaba en piel y hueso», ha dicho durante 'La Marató' de la televisión pública catalana. 


Una 'Marató' muy especial

'La Marató' que se celebra este domingo en TV3 y con actividades por toda Cataluña, es una edición muy especial de la ya cita obligada en la comunidad cada mes de diciembre. Se trata de más de 15 horas ininterrumpidas de televisión, dedicadas exclusivamente y de una manera dinámica a fomentar la donación a través de los canales telemáticos, este año, para ayudar en la situación de la pandemia.

Definida como la edición «más necesaria», 'La Marató', debido a las circunstancias de la pandemia, no tendrá como cada año las cuatro sedes telefónicas que cada año reunían a cientos de voluntarios para atender a quienes querían hacer donaciones. Este año, se ha ideado un sistema digital de recepción de las donaciones, para que la mayoría de ciudadanos puedan realizarlas desde su teléfono móvil, a través de la web del programa, por Bizum, por transferencia bancaria, o incluso en los cajeros automáticos de los bancos. 

En la rueda de prensa de presentación, el director de TVC, Vicent Sanchis, explicaba que esta edición no sería «normal», recordando que ya de entrada se ha cambiado la temática, que en un principio estaba dedicada a la salud mental. Sanchis subrayaba, en este sentido, que 'La Marató' quiere aportar su «grano de arena» a la lucha contra el coronavirus.  

Las actividades populares características de cada 'Marató' también se han tenido que reconvertir, reduciéndose a unas 1.400. Además, por seguridad, la mayoría serán virtuales y se pueden seguir en redes sociales con el hashtag #tocaatothom.

Pero, de alguna manera, como cada año, 'La Marató' recorrerá Cataluña. Cada presentador del programa estará por la mañana en un lugar diferente, por ejemplo, los hospitales Clínic y Sant Pau de Barcelona, o Igualada, epicentro del primer gran brote de Covid en la comunidad. Más tarde, el programa se centrará en el plató para seguir recibiendo testimonios como el de Josep, que ponen los pelos de punta.