Descubren qué 2 sistemas de protección que hemos usado no frenan a la Covid

Los últimos hallazgos de una investigación sobre el coronavirus sorprenden a la población

Sanitarios luchando contra el coronavirus en un hospital español
Un grupo de expertos detecta fallos en métodos de protección frente al Covid-19 | JCCM

En los últimos meses son muchos los estudios que han aparecido sobre si las mascarillas protegen realmente frente al Covid-19 y cuáles son las mejores para evitar los contagios. Incluso hay quienes creen que su uso es fruto de una conspiración del Ejecutivo. Ahora, una reciente investigación ha hallado nuevas pruebas al respecto que prueban la eficacia de estos accesorios.

El último de estos estudios publicado sobre métodos de protección ha revelado datos muy importantes. Un grupo de investigadores de la Facultad de Ingeniería y Ciencias Informáticas de la Universidad Atlántica de Florida, FAU, ha hallado indicios de que ni las pantallas faciales ni las mascarillas N95 con válvula sirven para evitar la propagación del coronavirus.

De hecho, lejos de proteger,  su uso podría tener efectos poco favorables para quienes los usen. Y es que en lugar de evitar la expansión del virus, podrían ayudar a extenderla, según esta investigación.

Las pruebas que lo demuestran

Para desarrollar este estudio, los expertos utilizaron iluminación con láser, una mezcla de agua destilada y glicerina capaz de generar la niebla sintética que recreaba las gotas en aerosol que se exhalan al toser o estornudar.

Estas pruebas demostraron que, aunque las pantallas faciales pueden bloquear el avance inicial del chorro, las gotas expulsadas se mueven alrededor de la pantalla con facilidad. Con el tiempo, estas gotitas pueden dispersarse en una amplia zona en dirección lateral y longitudinal, aunque con una concentración de gotitas cada vez menor.

En cuanto al uso de la mascarilla N95 con válvula, la investigación demostró que un gran número de gotas sin filtrar la atravesaba, reduciendo así su eficacia como medio de protección frente al COVID-19.

Los investigadores advierten, frente al uso de estos tipos de protectores, que «las pantallas faciales tienen espacios notables a lo largo de la parte inferior y los lados, mientras que las mascarillas con válvulas restringen el flujo de aire cuando se inspira, pero permiten la salida libre de aire».

Por estos motivos lo mejor es evitar utilizarlos y recurrir a las mascarillas homologadas que sí está probado que evitan la expansión de los contagios.


Comentarios

envía el comentario