El Ministro Salvador Illa en una reunión de gobierno

Salvador Illa se sincera sobre la pandemia: «El 2022»

El Ministro de Sanidad no ha escondido que «aún vienen meses complicados»

La salud y la economía son, y este año más que nunca, pilares de la sociedad. La pandemia del coronavirus los ha convertido en máximas preocupaciones de los españoles. La salud, evidentemente, es lo primordial y por eso España y el mundo entero ha tomado medidas ante un virus que ha sacudido a millones de ciudadanos. La economía, a consecuencia de las restricciones aplicadas para luchas contra la pandemia, se ha visto también muy mermada este 2020.

Justamente de salud y economía ha hablado este viernes el Ministro de Sanidad, Salvador Illa, en la gala de entrega de los 33 premios Pymes 2020, convocados por la patronal Pimec. Illa reflexionaba que «sin salud no hay economía, pero a la vez la economía es el primer determinante social». Por eso aseguraba que ambos factores forman un binomio «condenado a entenderse».

En esta línea, Illa instaba primero a «seguir ayudando» a los sectores económicos afectados por la Covid-19 y admitía que, aunque la administración ha hecho «un gran esfuerzo» para apoyarla, «nunca es suficiente».

Y por otro lado, como no podía ser de otra forma, el Ministro seguía su discurso hablando de la vacunación, asegurando que la llegada de la vacuna marca «un cierto horizonte» para que dentro de medio año puede haber «bastante gente vacunada como para tener un escenario muy diferente». Pero, según las palabras que pronunciaba a continuación, puede que no todo acabe en 2021.

No descarta la necesidad de una «tercera dosis» de la vacuna

Salvador Illa no escondía en su discurso que «aún vienen meses complicados», pero recordaba que los planes de vacunación que prepara el gobierno estatal prevén que entre enero y febrero se haya cubierto la vacunación de los colectivos de riesgo y, entre mayo y junio, ya haya de 15 a 20 millones de personas vacunadas.

El Ministro de Sanidad volvía así a recordar datos que invitan al optimismo, pero haciendo tocar de pies en el suelo a los que lo escuchaban segundos después, señalando que no se puede descartar que con dos dosis de la vacuna no tengamos suficiente. «Posiblemente será necesaria una tercera dosis de la vacuna el 2022», explicaba Salvador Illa, añadiendo que «no serán obligatorias y se distribuirán con cita previa». «El reparto será equitativo y las iremos proporcionando según las decisiones de los expertos», añadía.

Alrededor de las suspicacias que pueda generar el hecho de que la vacuna se ha conseguido en un tiempo mucho más corto de lo habitual en el sector farmacéutico, Illa recordaba que el próximo lunes la Agencia Europea del Medicamento emitirá el prospecto con las indicaciones sobre el remedio, y subrayaba que la entidad sanitaria europea es «la más garantista del mundo». El Ministro reiteraba que no se suministrará ninguna vacuna que no sea «segura y eficaz». Tras admitir que en 2021 «no será un año fácil desde el punto de vista económico», Illa afirmaba que en 2020 termina «con un punto de esperanza». 

Illa transmitía con su discurso un mensaje de fuerte carga europeísta, recordando que la pandemia ha provocado que la Unión Europea haya «mutualizado por primera vez en la historia». Aparte recordaba que el club de los 27 ha proporcionado una «herramienta económica muy importante» para la recuperación económica posterior a la crisis de la Covid-19 y, sobre todo, «la vacuna».

En un debate con el presidente de Pimec, Josep González, el Ministro hacía finalmente balance de la gestión del gobierno estatal durante la pandemia desde el mes de marzo, y recordaba que, a diferencia de lo que ocurría en la primera ola, cuando se detectaban un 10% de los casos positivos, en la segunda el porcentaje ascendió a entre un 60 y un 70%. Y acababa recordando que la vía por la que ha optado España para controlar la pandemia es la que han acabado tomando todos los países: «detectar precozmente y aislar» y «tomar medidas para evitar el colapso sanitario».