Fachada del Hospital Arnau de Vilanova de Lleida

Un hospital español atiende a más personas por temor a los trombos que con covid

Las urgencias se llenan de vacunados intranquilos, que no tienen realmente síntomas graves

Los constantes cambios que está habiendo en los últimos días sobre el uso de la vacuna de AstraZeneca no ha hecho más que incrementar la incertidumbre sobre esta vacuna. Existe confusión y miedo a ponérsela, sobre todo después que se haya demostrado que si pueden causar trombos, aunque el número de afectados es muy bajo y se centra en las mujeres menores de 60 años. 

Pese a ello, todavía existen muchas dudas sobre como saber si realmente estamos sufriendo los trombos vinculados a esta vacuna. Y esto ha llevado a que las urgencias de algunos hospitales se llenen de gente vacunada con miedo a sufrir los tan temidos efectos secundarios de esta vacuna. Parece que esto es lo que estaría pasando al menos en el Hospital Arnau Vilanova de Lleida que este viernes habría recibido más consultas de personas vacunadas preocupadas tras recibir la vacuna que de contagiados por covid. 

logo Telegram¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A que esperas? 📲 Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

Así lo expresaba uno de sus médicos de urgencias, Oriol Yuguero, que lamentaba que este miedo no hará otra cosa que «colapsar» los servicios del centro. «Los últimos tres días, hemos visto un aumento significativo de pacientes que han sido vacunados recientemente y que acuden por sospechas de reacciones graves, y esto contribuirá en el posible colapso de la quinta ola», afirmaba en 'NiusDiario', recordando que esta provincia suma una ola más, la provocada por los brotes de temporeros en verano. 

Los efectos que puede tener en el funcionamiento del hospital

El médico recuerda que para descartar los síntomas más graves, como una trombosis cerebral, hay que hacer una analítica o un escáner, con lo que conlleva en el funcionamiento normal del hospital. «Si a cada paciente que viene con una cefalea le tenemos que hacer un escáner cerebral, podemos colapsar el sistema a base de hacer pruebas y pruebas». 

Narra como muchos pacientes llegan intranquilos por el exceso de información que se ha difundido sobre los trombos que puede generar esta vacuna está llegando a desconfiar del diagnóstico de los profesionales sanitarios. «No se quedan tranquilos con la palabra del médico», afirma Yuguero añadiendo que llegan «con la lección aprendida y describen perfectamente los síntomas de una trombosis». 

Pacientes con un simple dolor de cabeza

Y el temor que tiene este facultativo de urgencias es que este miedo a sufrir trombos por la vacuna acabé afectando en la atención de los pacientes por covid, que como en otros muchos centros, ya está creciendo, y todavía a la espera que se note el efecto de la Semana Santa. «Hay gente que viene a consulta sin siquiera haberse tomado un analgésico o con un dolor de cabeza de dos horas de evolución, es un sinsentido», afirma. 

Por eso cree que se tiene que intentar concienciar a la gente vacunada y que se intente conseguir que no se vaya al médico si no es realmente con los síntomas que se consideran graves. Oriol Yuguero recuerda que este dolor de cabeza es uno que no se frena con «analgesia menor, que provoca náuseas, que no deja dormir o incluso que nos hace estar inestables».

Recuerda que no es necesario ir al médico si «con el primer ibuprofeno que te tomas, ese dolor va cediendo». Habría que plantearse consultar la opinión facultativa si «llevas dos o tres dosis y sigue siendo intenso mientras se van añadiendo síntomas». 

Él mismo confirma que le preocupa ver como lleva «tres días recibiendo mensajes de gente con miedo», seguramente por este exceso de información. Y lamenta que se habla de la vacuna de AstraZeneca como 'la mala', cuando realmente no tiene más riesgos que otros medicamentos u otras acciones como «tomar píldoras anticonceptivas o viajar en avión».