'Decía que el virus era mentira, lo cogí en Tenerife y ahora estoy a punto de fallecer'

La historia del británico Chris Grailey, de 29 años y natural de Manchester, se ha viralizado en las últimas horas.

Imagen de Chris Grailey, un joven británico de 29 años que aseguraba que el virus era una mentira hasta que lo cogió e ingresó en el hospital.
Chris Grailey tiene 29 años y es natural de Machester. | Redes Sociales

Desde que estalló la pandemia han sido muchos los ciudadanos que han negado la existencia del coronavirus. El el caso de Chris Grailey, un joven de 29 años y natural de Manchester que aseguraba que el virus era una mentira hasta que lo cogió e ingresó en el hospital.

«Fui el primero en decir que el coronavirus era todo mentira y ahora tan sólo puedo respirar con ayuda de una mascarilla de oxígeno», escribió Grailey en su cuenta de Facebook.

El joven británico negacionista que pilló el coronavirus en Tenerife

La experiencia del joven británico se ha hecho viral en redes sociales y ha servido para dar un choque de realidad a muchos que negaban la existencia del virus o argumentaban que solo afectaba a personas mayores o con patologías previas.

El caso de Chris Grailey, precisamente, pone de manifiesto que el virus no distingue de edades. El joven reconoce haber sido de los que dicen que el coronavirus es solo «una mala gripe», pero ahora que está en la UCI se da cuenta de que puede «sobrevivir o irse al otro lado».

«No puedo respirar, caminar, moverme. Soy como un zombi. Estoy tomando cuatro antibióticos diferentes, esteroides, oxígeno todo el día y con más agujeros en mi brazo que un drogadicto. Esto es real, es la vida real matándome», asegura el joven británico en un vídeo publicado en Manchester Evening News.

Chris Grailey envía un mensaje para que no comentan su mismo error

El joven asegura que se sentía invencible ante el virus porque no tenía enfermedades subyacentes y así fue como por su imprudencia cogió el virus durante sus vacaciones en Tenerife.

«Pensaba que yo era invencible y fui sin llevar mascarilla pero estuve enfermo durante la mayor parte de las vacaciones, perdí el gusto, el olfato, tuve sudores fríos. Pero se puso mucho peor cuando volví a casa» explica Chris Grailey en el vídeo publicado.

El joven británico ha querido compartir su experiencia para que sirva como lección a mucha gente que reniega de la existencia o la gravedad del virus. Su objetivo es que otras personas no cometan su mismo error.

«Escúchenme, acepten este mensaje como si fuera propio y, sobre todo, no hagan ni sean como yo. No sé si saldré o no de esta, por lo que solo espero que me hagan caso» ha zanjado el joven.


Comentarios

envía el comentario