Imagen de archivo de una mascarilla desechable

'Hace dos semanas mi hermana de 23 años era una persona sana, y ahora...'

Un usuario de Twitter relata la vivencia por la pérdida de un ser querido ante la pandemia de coronavirus

La pandemia ha afectado a multitud de casas en España, son muchas las historias trágicas que nos ha dejado este capítulo negro de nuestra historia, y algunas de ellas se hacen eco, bien por su dificultad, o por la empatía que pueda resultar una situación similar en otra piel.

Estas Navidades están marcadas por una serie de medidas que limitan nuestro contacto con los más queridos, serán para muchos las más solitarias, pero todo ello no supondrá un problema al no tratarse de las últimas. En todos los hogares españoles se sacrifica algo de felicidad, como el que cosecha en tiempo de flor para recoger más tarde, en otros la tragedia ha llegado a tales niveles que es la tristeza quien lo empaña todo.

Una de esas historias la protagoniza la hermana de un usuario de Twitter, que ante el dolor de la tragedia ha levantado un mensaje de tremenda repercusión en las redes sociales. «Hace do semanas mi hermana de 23 años era una persona completamente sana. Se acaba de morir por Covid con una neumonía bilateral y una infección bacteriana después de 4 días en la UCI» hasta este momento el mensaje suscitaba a la empatía y a la comprensión.

«Ya os llegará la ostia»

Es cierto que en ocasiones los sentimientos añaden una mayor profundidad al mensaje, pero ante una situación que ha rozado prácticamente a conocidos y familiares en todos los hogares, resulta más difícil llamar únicamente a la comprensión. «Seguid pensando que esto es una tontería haciendo 'vida normal', que ya os llegará la ostia» finalizaba el usuario @CristianoPL_CR en su cuenta de Twitter.

Las respuestas a la situación han llegado desde diferentes focos, algunos clamando a la solidaridad aunque también ha habido mensajes más agravantes. «Nadie se merece eso entiendo tu dolor pero este comentario va con rencor y odio y ese no es el camino para luchar contra esto» o «Cuanto odio en este mensaje no? Escucha a Yoda, el odio lleva al sufrimiento...» son algunos de los comentarios que han compartido otros usuarios.

En la mayoría de contestaciones al tweet quedó manifestada la sensibilidad con el afectado, pero la máscara del anonimato que en ocasiones brinda internet permite cegar a algunos. Incluso se ha llegado a contestar al autor con diferentes capturas sobre opiniones previas, que mostraban una perspectiva más laxa con respecto a la pandemia.

La respuesta del autor a Twitter tras la vivencia

A pesar de las críticas la intención final de @CristianoPL_CR ha sido «concienciar a la gente, le puede pasar a cualquier persona. A mi hermana ya no me la va a devolver nadie, pero si puedo evitar con una muerte, me doy por satisfecho» El mensaje se suma al llamamiento público que se realiza desde todos los organismos oficiales con regularidad, y es que si bien hemos pasado el tramo más difícil de esta pandemia, queda aún mucho por remar.

El pasado fin de semana comenzó el proceso de vacunación en España. En un plan de colaboración global que cuenta con más de seis vacunas fabricadas por todo el mundo. La vacuna Pfizer cuyos resultados claman a un 95% de efectividad es la primera de las administradas en España.

Si bien por el momento no existen resultados prolongados en cuanto al seguimiento médico que puedan causar estas vacunas, la mejor opción es la de seguir las recomendaciones de los expertos sanitarios. Las mascarillas se han convertido en parte de nuestro utilitario habitual, y en historias como las de este usuario de Twitter queda patente por qué cada medida preventiva es poca.