'Hay que preparase, vienen 6 meses que serán peores que primavera'

Con menos casos que España, Francia ya advierte del avance de la pandemia en el país.

Imagen de personas con mascarilla en la Torre Eiffel en París.
El gobierno francés ha cerrado los bares de París. | AP

Las autoridades francesas ya se temen una segunda ola de coronavirus más trágica que la primera. A pesar de los 30.000 muertos por covid-19 en primavera, la incidencia de la pandemia en Francia fue menor que en otros países europeos como Italia, Reino Unido o España.

Sin embargo, la segunda ola está cogiendo fuerza en el país galo. Desde principios de septiembre, el número de positivos se ha disparado en Francia, así como el número de hospitalizaciones e ingresos en cuidados intensivos.

Los hospitales franceses temen una segunda ola más dura que la de primavera

Según recoge 'El Confidencial', el dato que más preocupa a las autoridades sanitarias francesas es la creciente afluencia de infectados a los servicios de Urgencias.

El pasado martes había más de 1.400 pacientes de covid-19 en el ala de reanimación, mientras que en verano eran menos de 300. Según las previsiones del Gobierno, si la transmisión de la enfermedad continúa el mismo ritmo, para principios de noviembre se necesitarán unas 5.620 camas de reanimación para pacientes con coronavirus.

Los hospitales franceses cuentan en su total con entre 5.000 y 6.000 camas de este tipo, por lo que los sanitarios galos ya temen una saturación hospitalaria que podría hacerles vivir una situación incluso peor que la de primavera.

«De momento no nos enfrentamos a una segunda ola como en primavera, ya que el número de pacientes del covid-19 no es tan elevado como entonces. Pero sí que representa un flujo constante todos los días. Nos dirigimos a una situación en los hospitales peor que en primavera» explica Frédéric Adnet, responsable de los servicios de Urgencias en el departamento de la Seine-Saint-Denis, en el norte de la región parisina, a 'El Confidencial'.

Francia toma medidas drásticas para frenar el avance de la pandemia

Durante las dos últimas semanas, 162.575 franceses han dado positivo en la prueba del coronavirus y los fallecimientos se sitúan en torno a unos 60 diarios. En estos momentos, Francia y España se encuentran a la cabeza europea de incidencia del coronavirus, aunque en términos porcentuales las cifras del país galo son inferiores.

A pesar de que la situación epidemiológica en Francia aún no alcanza la gravedad de las cifras totales que hay en España, el Gobierno de Emmanuel Macron ha decidido intervenir de inmediato.

Ya hace una semana, las autoridades francesas multiplicaron las restricciones para intentar frenar el avance de la pandemia. En París se decretó el cierre de los bares, una medida que también se tomó recientemente en la ciudad de Marsella.

Además se prohibieron a partir del martes las concentraciones de más de 10 personas en el espacio público, excepto por las manifestaciones. Tampoco podrán celebrarse más bodas ni fiestas universitarias y se limitó a la mitad el aforo en las universidades.


Comentarios

envía el comentario