Nuevas restricciones tras las previsiones de un fuerte rebrote en España

La Generalitat de Cataluña prepara duras medidas para los próximos días

Vecinos de L'Hospitalet en una de las zonas más afectadas por el rebrote
La Generalitat de Cataluña prepara duras medidas para los próximos días | EFE

Situación de máxima preocupación en Cataluña. «Ahora toca un esfuerzo suplementario e incrementar el compromiso de todos para sacrificar la actividad social», explicó el vicepresidente de la Generalitat, Pere Aragonès, junto a la consellera de Salut, Alba Vergés, ante las urgencias infantiles del hospital Germans Trias de Badalona. El Govern de la Generalitat espera un 30% de aumento de casos para la semana que viene, según apuntó en su reunión con patronal y sindicatos.

Con 11.000 casos por semana, las medidas que había hasta se ven claramente suficientes. Por ello, en el Vallès Occidental se incrementan las restricciones y colocan a Terrassa o Sabadell como Barcelona y área metropolitana, Girona o Salt.

Manlleu y Vic tienen una subida pronunciada. También la Conca de Barberà y Les Garrigues. Ademas, Tortosa suma todavía numerosos contagios y cifras altísimas. En todos estos lugares está habiendo una búsqueda constante para intentar cortar los contagios en la comunidad catalana.

«Los laboratorios funcionan 24 horas y hacen hasta 140.000 pruebas por semana»

Aragonés y Vergés lo tienen claro: las universidades online para que sigan los colegios, los que teletrabajan para que solo se desplacen los que no tienen otra manera de trabajar, y las relaciones sociales y con los familiares para que los servicios sanitarios puedan atender a todos sin colapsarse las próximas semanas.

El virus multiplica su expansión y «el porcentaje de casos nuevos que llega a urgencias va creciendo y con ellos proporcionalmente también los ingresos en los hospitales y los casos críticos», apuntó Alba Vergés.

«No hemos dejado de incrementar los esfuerzos en pruebas de detección, en cribados, tenemos la atención primaria volcada en la epidemia sin poder seguir apenas la atención al resto de patologías, los laboratorios han multiplicado su trabajo para funcionar 24 horas y hacer hasta 140.000 pruebas cada semana, a una de cada 50 personas; seguimos con mejoras de hospitalización, también lo haremos con la atención a críticos...», aseguró Vergés. «Pero ahora es el momento de la complicidad de los 7,5 millones de ciudadanos».

«Hay que preparar el impacto en muchos ámbitos, no solo el sanitario y científico»

Además, habrá medidas específicas que se están estudiando desde que el pasado viernes se hizo efectivo el ascenso vertical. «Hay que preparar y estudiar el impacto en muchos ámbitos, no solo el sanitario y científico», apuntó Pere Aragonès.

Desde Salut Pública, quieren ser contundentes y breves para ganar efectividad. «Todos los ámbitos insisten en que son seguros, y es cierto que la universidad no contagia, pero la interacción de las personas que van, sí; es verdad también que el bar no contagia, sino quitarse la mascarilla al lado de una persona que no es de tu burbuja», recuerda Josep Maria Argimon, responsable de Salut Pública.


Comentarios

envía el comentario