Una jeringuilla con una hipotética vacuna contra el Covid-19

Se encienden las alarmas en una isla española: Pasará a nivel 2

Otra isla vecina está en máximo riesgo por el aumento de casos y vive su peor semana

Cuenta atrás para las Navidades y, a los nervios de los españoles por comprar los últimos regalos a sus familiares con toda la ilusión del mundo, se suman los nervios por los datos de coronavirus, nada positivos una vez más, que han obligado a tomar medidas al respecto en algunas comunidades y endurecer de nuevo unas restricciones que se habían relajado de cara a celebrar las fiestas.

Ahora las alarmas saltan en una isla española precisamente por los últimos datos de Covid. Se trata de una de las islas más concurridas en verano por su belleza natural, sus aguas cristalinas y un toque especial que enamora a turistas de todo el mundo. Formentera pasará a nivel 2 este próximo martes ante el aumento de casos.

La consejera de Presidencia, Cultura e Igualdad del gobierno balear, Pilar Costa, ha confirmado que este lunes se propondrá al Consell del gobierno balear aumentar el nivel de alerta en la Isla balear, ante el empeoramiento de los datos y estadísticas, pasando del actual nivel 1 a nivel 2.

Los datos «registrados en la isla menor de las Pitiusas han encendido algunas luces de alarma», según ha reconocido la consejera este sábado en una rueda de prensa, junto a la presidenta del Consell de Formentera, Alejandra Ferrer. La consejera ha recordado qué implica el nivel 2, un nivel de riesgo medio: restricciones más exigentes.

La petición se hará después que la incidencia acumulada en Formentera a 14 días haya aumentado a 330 casos por cada 100.000 habitantes, una subida «muy rápida», según la consejera, ya que hace una semana solo había 74 casos por cada 100.000 ciudadanos en la isla.

También ha hablado la presidenta del Consell de Formentera, Alejandra Ferrer, recordando que ahora hay concretamente 40 casos activos de Covid en Formentera.  «Por suerte», ha dicho, todos se encuentran en estado leve o asintomático y, además, la mayoría proceden de un mismo brote socio-familiar, la cual cosa facilita el control de los casos.

Ferrer ha añadido también que este viernes se empezó con las labores de control e información para dar a conocer la nueva situación a la que se enfrenta ahora la isla de Formentera. «Si después de un puente de cuatro días nos encontramos con esta situación, es mejor poder incorporar una serie de restricciones antes de las fiestas», ha recordado.

¿Qué restricciones implica el nivel 2?

El paso de Formentera del nivel 1 al 2 implica, por lo tanto, más dureza en las restricciones. Entre los cambios que se darán en la Isla justo antes de Navidad, esté el del límite de personas en las reuniones: a partir del martes, las reuniones sociales podrán tener un máximo de seis personas en interior y de diez en espacios exteriores. En cuanto a la restauración, en los bares y restaurantes se eliminará el servicio de barra y se limitará el aforo en el interior. Con el nivel 2, estarán también prohibidas las fiestas populares y se recomienda no viajar entre islas durante las fiestas.

La consejera Costa ha acabado su intervención con una petición: «Máxima prudencia y responsabilidad». Costa ha animado a todos los ciudadanos a cumplir las restricciones para poder hacer frente a la situación, que «ahora no es tan óptima en Formentera».
 

Máximo riesgo en Mallorca: su peor semana

Pero Formentera no es la única de las Pitiusas que preocupa. En Mallorca la situación es de máximo riesgo des de hace diez días. Tras el puente de la Constitución, ha aumentado un 40% la incidencia del virus, señala el 'Diario de Mallorca'. Se trata de la peor semana en cuanto a datos y se sigue con una tendencia al alza.

El aumento de casos se percibe en todo el territorio, pero tiene puntos clave más afectados que el resto, como Lloseta, Ariany, Petra y sa Pobla, Inca, Alcúdia y el barrio palmesano de Son Rullán-Aragó, localizaciones donde más ha aumentado la incidencia.

Además, los ingresos de pacientes con Covid-19 en los hospitales mallorquines han aumentado un 31% en siete días, pasando de los 164 hospitalizados a 237, aunque las UCI, por ahora, se mantienen estables.