Un equipo médico realizando un transplante

Fallece una mujer tras ser trasplantada de unos pulmones con coronavirus

Desarrolló los síntomas tras la operación

A lo largo de estos últimos, se han ido conociendo historias realmente trágicas que ha dejado la pandemia. Desde el fallecimiento de bebés casi recién nacidos a causa del covid o de familiares que no han sabido encajar la pérdida de un ser querido. Pero hasta ahora no se había producido un caso como el que se vivió en un hospital de Michigan, en Estados Unidos. 

Y es que allí se produjo la muerte por coronavirus de una mujer después de haberse sometido a un trasplante doble de pulmón. Aunque en principio podría un caso anecdótico más, la realidad es diferente cuando se habría demostrado que la causa del contagio estaría directamente vinculada con la operación, más concretamente con la donante, que en principio le debería haber servido para tener una vida mejor. 

logo Telegram¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A qué esperas? 📲 ¡Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, ¡TE ESPERAMOS!

Sorprende este contagio, pues la donante no presentará ningún síntoma antes de fallecer y poder donar sus pulmones y que habría dado negativo en un test realizado antes de la intervención. Pero claro, la realidad es que todo parece apuntar a que el contagio y muerte de la mujer trasplantada se debió a la operación, pues también se acabó contagiando el cirujano que manipuló los pulmones. Este, pero, pese a enfermar se acabó recuperando. 

El fallecimiento de la mujer trasplantada tuvo lugar el pasado otoño, aunque el trasplante se había realizado dos meses antes. El caso ha sido estudiado por la Facultad de Medicina de la Universidad de Michigan, que considera que podría tratarse de la primera muerte por covid causada por un trasplante de órganos. 

No se explican lo ocurrido y pedirán más pruebas 

Cómo es lógico desde la comunidad médica que llevó el caso, todavía se está buscando una explicación a lo que pudo suceder. En principio mantienen que se cumplieron todos los protocolos anticovid y se está a la espera de detectar que pudo fallar. Daniel Kaul, director del servicio de trasplantes de enfermedades infecciosas del Michigan Medicine, explicaba, en la 'American Journal of Transplantation, que «de ninguna manera habríamos usado los pulmones si hubiéramos tenido una prueba de COVID positiva». Añadía también que «todos los exámenes que normalmente hacemos y podemos hacer, los hicimos». 

Pese a ello, confirmaba que tras este caso reforzaran todas las medidas previas a un trasplante. Y es que tienen previsto que a partir de ahora a todas las personas que vayan a ser donantes se les harán pruebas más exhaustivas, también de nariz y de garganta. 

La fallecida empezó a tener complicaciones tras la operación

El fallecimiento de la mujer trasplantada se produjo, como explicábamos, tras recibir los dos pulmones de otra donante. Esta había perdido la vida tras sufrir un grave accidente de tráfico que le había producido una lesión cerebral grave. 

La receptora de los pulmones era una paciente prioritaria en la lista de trasplantes. Según explican los médicos de Michigan, se trataba de una mujer que padecía una enfermedad obstructiva crónica. Aunque la operación se realizó sin aparentes problemas, solo pasaron tres días hasta que la mujer empezó a sufrir las primeras complicaciones. 

Rápidamente se le empezaron a detectar algunos síntomas compatibles con la covid-19 como la fiebre o graves problemas para respirar, aunque también se podían vincular a dificultades tras el trasplante. Pero con el paso de los días, su situación fue empeorando. Comenzó a disminuir su presión arterial y también acabó desarrollando un shock séptico además de problemas cardíacos. Esto llevó a los médicos a realizar una prueba para detectar el coronavirus a los pulmones que finalmente acabaría dando positivo. Después de varios días después del trasplante, concretamente 61, acabaría perdiendo la vida.