Una mujer con mascarilla FFP3

Un fabricante de mascarillas da las 3 claves para elegir una buena FFP2

Conoce los trucos para saber si la mascarilla que vas a comprar es de calidad

La mascarilla, ese artículo indispensable que ya no falta en nuestro día a día. Con la llegada de la pandemia del coronavirus hace ya más de un año, las mascarillas pasaron a ser un objeto ajeno en nuestra realidad a ser un elemento esencial para nuestro día a día. 

Como pasa con todo, en el mercado podemos encontrar todo tipo de calidades y de precios, y las buenas mascarillas son difíciles de identificar. Porque no solo basta con ponernos de cualquier manera este artículo, ya que si no cumple su función no sirve de nada llevarla.

Con el auge de las mascarillas, cómo no, también han surgido falsificaciones, y uno de los tipos que más ha experimentado estas imitaciones han sido las mascarillas FFP2. Pero, ¿cómo podemos distinguir una buena mascarilla de una imitación?

El medio ‘NIUS diario’ ha podido hablar con Arturo Sánchez, creador de Mascarillas Alcalá que ya se ha convertido en un profesional de este artilugio, y le ha explicado todas las pautas para elegir la mascarilla FFP2 perfecta. 

La fábrica de Arturo Sánchez cuenta con una máquina que está valorada en más de 150.000 euros, y los 40 empleados que trabajan en ella fabrican, al día, aproximadamente 20.000 mascarillas. Estas mascarillas están certificadas por Aitex y filtran un 94% de las partículas. 

Las 3 claves para elegir la mascarilla FFP2 correcta

Arturo Sánchez ha explicado para el medio cuáles son las claves para elegir la mascarilla correcta y que te brinde la protección necesaria.

1. Sus capas

Para empezar, el experto explica que las mascarillas FFP2 deben llevar cinco capas: la externa impermeable, dos interiores de polipropileno, un filtro de algodón y una capa interna que sea hipoalergénica. 

Pero, además, también ha hablado sobre los trucos para saber si la mascarilla que tienes o que estás pensando en comprar es fiable y de calidad. Para empezar, ha explicado que si las capas de polipropileno se rasgan con facilidad, «su capacidad de filtración no será la óptima».

¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A que esperas? Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, TE ESPERAMOS!

2. Las gomas

Otro aspecto clave para elegir la mascarilla correcta son las gomas. Y es que, según explica Arturo, «los test en fábrica especifican que tienen que soportar un peso de un kilo», por lo que si al tirar de ellas se rompen, posiblemente no estés ante una buena mascarilla.

3. El marcado

Otra de las claves es fijarse en el marcado, donde debe aparecer el nombre del fabricante, el nombre del producto, FFP2 NR (No Reutilizable), la  norma europea  que cumple y la marca de CE de Europa, además de cuatro dígitos, que equivalen al laboratorio que ha certificado la mascarilla y su calidad. No obstante, el experto también explica que, aunque tenga el marcado bien, la mascarilla no tiene por qué ser buena. 

«Un fabricante puede hacer la trampa de llevar a homologar una mascarilla bien hecha y luego, cuando se pone a producirlas en masa, bajar el estándar. O puede llevarlo a laboratorios poco fiables» explica Arturo para el medio Nius Diario. Por eso, Mascarillas Alcalá prefiere que la empresa que homologa sus mascarillas sea española: «si compramos una mascarilla así, no hay dudas».

Las mascarillas FFP2

Según el Ministerio de Consumo del Gobierno de España, las mascarillas FFP2 pertenecen al tipo de Equipos de Protección Individual (EPI) y su finalidad es «filtrar el aire inhalado evitando la entrada de partículas contaminantes en nuestro organismo».

Las mascarillas EPI pueden ser de tres tipos (FFP1, FFP2 Y FFP3), siendo las FFP2 las equivalentes al filtro P2 contra partículas. En cuanto a la duración de las mascarillas, el Ministerio de Sanidad específica que depende del fabricante, y que hay que consultar las instrucciones e indica que si se nota sucia, húmeda o se deteriora, hay que cambiarla. 

Además, explica que «por cuestiones de comodidad y de higiene», es recomendable no usar mascarillas durante más de 4 horas.