Calle vacía de Barcelona durante la pandemia de coronavirus por la noche

Una comunidad española suspende el plan de Navidad y anuncia nuevas restricciones

Las autoridades han tomado la decisión este domingo ante el aumento de contagios

Las comunidades autónomas toman estos días medidas urgentes ante unos datos que no son positivos, o al menos no tanto como se esperaba para estas fechas. A escasos días de las tan ansiadas fechas navideñas, otra zona de España acaba de anunciar este mediodía de domingo cambios en las restricciones para Navidad, dadas las circunstancias.

Se trata de Extremadura. Este domingo se ha reunido el Consejo de Gobierno de la Junta de Extremadura en una sesión extraordinaria para adoptar «medidas extraordinarias» con la intención de frenar de nuevo los contagios de Covid-19 en la comunidad. Y la decisión ya es firme: se suspende el plan de Navidad tal y como estaba previsto.
 

Las nuevas restricciones en Extremadura para Navidad

Tras la reunión, el vicepresidente segundo y consejero de Sanidad y Servicios Sociales, José María Vergeles, ha comparecido públicamente en rueda de prensa para anunciar los cambios en el plan de Navidad. Finalmente, las reuniones para las fechas señaladas ya no podrán ser de 10 personas, sino que deberán ser de máximo seis, y el toque de queda, que se había ampliado estos días hasta las 1:30 horas, también aplicado este fin de semana, volverá a situarse a las 00:00 horas, «sin excepciones».

La comunidad autónoma de Extremadura ha suspendido el denominado Plan de Navidad, que contemplaba una cierta flexibilización en las medidas impuestas para contener la propagación de la Covid-19, como la ampliación de las reuniones a 10 personas y retrasar el toque de queda a la 1,30 en las fechas señaladas, debido al incremento de la tasa de incidencia de contagios, que se ha elevado este domingo hasta los 267 por cada 100.000 habitantes a los 14 días.

De esta forma, la comunidad continuará durante las Navidades en el nivel 3 de alerta. No obstante, se mantienen algunas medidas, como el cierre perimetral de la comunidad entre el 23 de diciembre y el 6 de enero, de manera que solo se permitirán reuniones familiares, y se descarta para los allegados. También se mantienen las salidas de las personas de centros residenciales «con todas las medidas de seguridad», dado que, en palabras de Vergeles, son los que más han sufrido. Además, se controlará mucho que la entrada a Extremadura sea verdaderamente para reunirse con algún familiar.

Adiós al plan previsto en un primer momento

La comunidad de Extremadura había aprobado un plan que flexibilizaba y relajaba las restricciones por la pandemia de cara a la Navidad. La intención era favorecer los encuentros de familias y, de paso, dar un empuje a la economía, a los comercios y a la hostelería, fuertemente golpeados por la crisis del coronavirus. Ahora, con quizá las fechas más especiales del año para muchos españoles a la vuelta de la esquina, Extremadura, como otras comunidades, da un paso atrás en favor de la salud de los ciudadanos, sacrificando así esa cierta 'normalidad' que se había previsto en un principio.

Ya la semana pasada el consejero de Sanidad de Extremadura advertía que dicho plan de Navidad, más flexible, podía verse suspendido si los datos de contagios continuaban aumentando como lo hacían en ese momento, en el que ya se registraba una tasa de incidencia de 250 casos por cada 100.000 habitantes en 14 días. Entonces, por tanto, ya se vaticinaba de alguna manera lo que este domingo se confirma: se reducen el nombre de personas que podrán reunirse en las fechas señaladas de Navidad, en concreto a un máximo de seis, y se vuelven a instaurar las 00:00 horas para el toque de queda.
 

Los datos de Covid siguen al alza en la comunidad

Los datos en Extremadura siguen al alza, como en muchas otras zonas del país. La comunidad notificaba ayer 383 nuevos casos positivos de Covid-19 confirmados por PCR, 94 más que el día anterior y, además, la cifra más alta desde el pasado 12 de noviembre, cuando se notificaban 462 contagios diarios.

Este fin de semana era «clave» para decidir si se mantenía el plan previsto para Navidad: se decidió que quedaría sin efecto si la incidencia acumulada en los 14 días superaba los 250 casos por cada 100.000 habitantes. Y así ha sido. De hecho, en tres de las ocho áreas de salud ya se superaba este sábado el límite marcado por el Gobierno regional para retroceder en el plan de Navidad para la flexibilización de las restricciones: Cáceres (348,67), Navalmoral de la Mata (297,89) y Mérida (260,57). Por detrás se aproxima el área de Badajoz con una incidencia que llega ya a los 235,32 casos. 

Así pues, Extremadura se suma a las comunidades que dan marcha atrás en su plan de Navidad tal como lo habían previsto, para evitar un enero de 2021 con los hospitales colapsados de enfermos de coronavirus y con la pandemia disparada de nuevo.