Paciente de Covid intubado y atendido por dos profesionales de la sanidad vestidos de blanco, altamente protegidos

La extraña infección en el cerebro por el coronavirus detrás de varios síntomas

Los médicos creen que el coronavirus invade las neuronas y roba el oxígeno de las células del entorno para provocar su muerte

La ciencia va avanzando en el conocimiento del coronavirus y la forma cómo afecta al cuerpo humano, pero uno de los territorios más enigmáticos sigue siendo el del cerebro. Lo único que se sabe hasta ahora con certeza es que el coronavirus llega hasta el cerebro y afecta al sistema nervioso. Los expertos dan por hecho que la Covid-19 produce daño neuronal, pero no saben en qué medida.

Hasta ahora se ha observado que los pacientes Covid presentan síntomas coincidentes con enfermedades neurodegenerativas o accidentes cardiovasculares, como ictus y hemorrágeas, y que algunos sufren de forma persistente ansiedad, agitación mental y delirios nada habituales.

A ello se le suman otro tipo de síntomas relacionados con la actividad cerebral, como la pérdida de olfato y gusto. De hecho, el cuadro de síntomas obersvados en pacientes de Covid-19 no deja de crecer y cambia constantemente. Por ejemplo, se ha detectado un cambio en la sintomatología de la Covid-19 en la segunda ola respecto de la primera.

Los principales síntomas siguen siendo respiratorios, seguido de los que afectan al sistema circulatorio, el hígado y los riñones. Esto explica, por ejemplo, la aparición de ictus y los derrames cerebrales en personas susceptibles o la manifestación de trastornos en la percepción de olores y sabores. La particularidad del nuevo coronavirus es que causa una infección sistémica.

Durante estos meses de pandemia, los científicos han comprobado que el SARS-CoV-2 llega hasta la última barrera que protege el cerebro. En esa membrana están las terminaciones nerviosas del gusto y el olfato, algo que explicaría por qué la pérdida de estos sentidos se mabifiesta como uno de los síntomas iniciales del Covid-19. Pero aún se desconoce qué pasa cuando el virus llega al cerebra. 

Los científicos sospechan que el coronavirus invade las neuronas y absorbe el oxigeno de las células del entorno causando su muerte. Esto es lo que surgiere un estudio de la Universidad de Yale dirigido por Akiko Iwasaki que intenta comprender los mecanismos de la infección del cerebro por parte del coronavirus.

Según Arcadi Navarro, investigador especializado en Parkinson y director de la Fundació Pasqual Maragall, esta enfermedad neurodegenerativa empeora con la infección. De hecho, así sucede también con otras patologías similares, como el Alzheimer y algunas demencias. Algunos estudios sugieren que es a causa de la pérdida de mielina, la capa protectora de los nervios.   

«No sabemos las causas moleculares», asegura el doctor, aunque teniendo en cuenta que muchos pacientes Covid sufren síntomas similares a los de las enfermedades neurodegenerativas, cree que pueda deberse a una muerte de las neuronas y la pérdida consecuente de sus funciones. Su conclusión es que en los años que vienen veremos «una patologia grave» derivada de la infección.

Trastornos psiquiátricos

Otra variante del daño cerebral son los trastornos psiquiátricos observados en pacientes ingresados por Covid-19. Aunque en un principio se atribuía al confinamiento y los largos períodos de ingreso hospitalario, esto solo explicaría algunos casos de ansiedad y agitación mental, por ejemplo. Pero no los delirios, la confusión mental y la pérdida de memoria.  

En estos casos se sospecha más de un trastorno de origen molecular, hasta el punto que según algunos médicos como el doctor Michael Zandi, del Imperial College de Londres, aseguran que algunos enfermos no murieron por complicaciones respiratorias sino por infecciones del cerebro. 

Un extremo que aún está por confirmar, pero que pone encima de la mesa una de las cuestiones cruciales sobre el comportamiento del nuevo coronavirus. El desconocimiento lleva a otro de los grandes problemas de estos meses: cómo gestionar clínicamente a los pacientes. Algunos llegan sin patologías previsar y después de la infección acaban teniendo alteraciones neurológicas o mentales. 

Más claro parece, sin embargo, con los pacientes que llegan al hospital con factores de riesgo y patologías previas. El coronavirus empeora el pronóstico de mucho enfermos de Parkinson, Alzheimer y otras demencias, pero la clave está en saber cuáles de los pacientes que presentan síntomas no habían sido diagnosticados antes. Sin diagnóstico es imposible saber si han empeorado o si el Covid-19 es el causantes de la patología neurológica.