Los científicos Antonio Salas y Federico Martinón

Expertos avisan sobre los súper contagiadores: Más peligrosos que las nuevas cepas

Creen que son la causa del incremento de los contagios

España parece haber superado la peor parte de la tercera ola. El ministerio de Sanidad y las comunidades autónomas coinciden en que se ha superado el pico de contagios, aunque la presión hospitalaria todavía es alta y se esperan todavía muchos días con altas cifras de fallecidos. 

Pese a ello, los expertos piden que se no vuelvan a cometer los mismos errores y que se no haga una relajación de medidas excesivamente rápida, como paso en Navidad y tras la segunda ola. Y en este sentido, científicos de la Universidad de Santiago de Compostela han querido lanzar una advertencia sobre el origen de esta tercera ola. 

logo Telegram¿Aún no nos sigues en Telegram, la nueva mensajería de moda? ¿A qué esperas? 📲 ¡Tus noticias preferidas al momento en el móvil y gratis! Pincha aquí, ¡TE ESPERAMOS!

Aseguran que además del levantamiento de restricciones que hubo durante ese período vacacional, hubo otro hecho que provocó muchos de los contagios que se produjeron en las cenas y comidas familiares. Hablamos de los súper contagiadores, esas personas que dan positivo y que tienen una mayor capacidad de transmisión de la COVID-19. 

Antonio Salas y Federico Martinón encabezan un trabajo que ha sido publicado en la revista 'Science'. Han analizado más de 166.000 genomas completos del coronavirus para llegar a una conclusión clara sobre  los súper contagiadores. Los califican de «catalizadores perfectos» para extender el virus.

Además, y en contra de lo que defiendo otros expertos, quitan importancia al peso que tienen las nuevas cepas en la situación vivida en las últimas semanas. «Responsabilizar a una cepa del caos que se vive es una enorme simplificación del algoritmo de la pandemia», afirman en su estudio. 

Insisten en que estas personas súper contagiadoras, siguen siendo el «motor» de la actual pandemia. Afirman que estos tienen la capacidad de ser la causa de grandes brotes sea cuál sea la variante predominante del SARS-CoV-2 en la zona en que se encuentren. 

El equipo de investigadores ha analizado un modelo de súper contagio ampliando la base de datos  que ya utilizó en un trabajo publicado en mayo de 2020. Han estudiado cientos de eventos que han tenido lugar en diferentes partes del mundo a lo largo de la actual crisis sanitaria. Tras analizar miles de genomas del virus, han llegado a la conclusión que una parte relevante de la transmisión se debe al súper contagio.

Piden atención a las nuevas cepas, pero estas son solo un factor más

Aunque ponen el peso en este tipo de contagios, Martinón aclaraba que es importante hacer un seguimiento de las cepas que circulan actualmente. Esto sirve para identificar la necesidad de adoptar medidas preventivas y, si fuera preciso, introducir cambios en las vacunas. 

Sobre la mutación del coronavirus, recuerdan que la aparición de cepas nuevas es habitual en otros virus. Por eso, recalcan que el modelo de transmisión (donde entra el concepto de súper contagiador) y el comportamiento social «son dos potentes motores de la pandemia».

Salas afirmaba que si una persona que ha dado positivo respeta las medidas de seguridad «previene el contagio, sea portador o no de una variante u otra». Al contrario, un súper contagiador puede convertir una mutación presente, en un principio, en él en una «predominante». 

Añade que la capacidad de contagio de una variante se tiene que estudiar en «un espacio geográfico concreto» mientras se compara con otras que «circulan en el mismo contexto epidemiológico». Dice que no tienes sentido medidarlas con las del resto del mundo o las que ya no existen. 

El científico vuelve a insistir que no puede hablar que una cepa provoque el actual «caos» porque es «una manera eficaz de justificar lo que a nivel social no se supo controlar» además de una simplifiación de la evolución de la pandemia.  Por eso concluye que «las llamadas nuevas cepas no estaban circulando en España o eran muy minoritarias en diciembre, por lo que parece razonable pensar que 'salvemos la Navidad' pudo ser el detonante de esta tercera ola».