A la luz el peligro ‘escondido’ en los bares que la mayoría de españoles pasan por alto

Raúl Ortiz de Lejarazu y Margarita del Val coinciden en señalar los bares y restaurantes como lugares con alto riesgo de contagio

Un camarero sirviendo unas cervesas en una terraza durante la pandemia del Coronavirus
Compartir raciones de tapas o comer de un mismo plato aumenta el riesgo de contagio | GTRES

Las actividades cotidianas se han convertido en un amasijo de trampas en las que se encuentra agazapado el coronavirus. El éxito de la prevención de los contagios no radica sólo en limitar al máximo los contactos sociales y cumplir las medidas sanitarias, sino también en conocer los lugares ocultos en los que puede estar el coronavirus causante de la Covid-19.

Uno de esos «escondites» se encuentra en bares y restaurantes, y lo saca a la luz el célebre virólogo Raúl Ortiz de Lejarazu: un elemento que muchos españoles pasar por alto es cuando acuden a un bar o a un restaurante y comparten una ración o picotean del mismo plato.  

El profesor de Microbiología y consejero del Centro Nacional de la Gripe se ha convertido en una de las voces más respetadas sobre el coronavirus durante estos meses. A través de las redes sociales y varias entrevistas se ha esforzado en señalar los riesgos cotidianos del coronavirus, como el peligro que supone compartir plato o ir de tapas en tiempos de pandemia

También ha señalado otros comportamientos de riesgo como abandonar medidas primarias de protección personal en entornos de amigos y eventos familiares. Sin embargo, advierte que los bares y restaurantes son lugares de alto riesgo de contagio porque son ambientes de relajación en los que es fácil olvidar algunas normas básicas.

De todos modos, no es la única actividad de riesgo, y ha citado el peligro que supone tener los transportes públicos abarrotados en horas punta. En este tipo de situaciones, el virólogo avisa que no se puede confiar solo en las mascarillas y que «no tenemos que olvidar que es un virus que está entre nosotros».

La 'paradoja de la aceituna'

Su opinión respalda lo que han dicho otros expertos al respecto, como la viróloga del CSIC Margarita del Val, que en los últimos días ha hablado de lo que está pasando en España con la «paradoja de la aceituna». 

Según explicó, lo normal es tomar el aperitivo junto a gente que creemos de confianza: «Bajamos la guardia, nos quitamos la mascarilla, cogemos una aceituna, el hueso lo pongo en un plano. El que tengo al lado coge otra aceituna. ¿Qué hace con ella? También deja el hueso. Todas las manos ahí… una patata. El vaso, por suerte, no lo compartimos». 

Su conclusión es que «en este escenario, en este aperitivo, el virus está pululando a sus anchas». Por eso es importante tener en cuenta el riesgo del aperitivo entre amigos y otras costumbres muy españolas. La experta también señaló que los lugares cerrados son muy inseguros sin mascarilla y sin distancia, y en especial «los restaurantes son muy inseguros, los bares son muy inseguros. Lo siento, pero el virus es así».

Las palabras de esos expertos adquieren relevancia precisamente hoy, cuando la comunidad de Cataluña ha aprobado el cierre de los bares y restaurantes durante 15 días en medio de una gran polémica. Los propietarios de bares y restaurantes se quejan de estar en el punto de mira, aunque algunos expertos hablan fríamente de los riesgos en esos lugares.


Comentarios

envía el comentario