Un médico con mascarilla y traje de protección

'Seamos realistas, ya no podemos frenar la cuarta ola en España'

Un experto ha señalado que la llegada de una nueva ola es inevitable y que la verdadera pregunta es la magnitud que tendrá

La incidencia de casos de coronavirus no ha dejado de aumentar durante los últimos días y eso ha generado que muchos expertos señalen que nos estamos adentrando en la cuarta ola de la pandemia a tan solo unos días de la llegada de la Semana Santa. 

«Vamos a tratar de controlar entre todos la transmisión para evitarla o retrasarla», ha afirmado Fernando Simón, director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES), tras el mal presagio de los especialistas sobre la situación sanitaria. 

«La cuarta ola es inevitable»

A pesar de las palabras del epidemiólogo, la verdadera pregunta que todavía está en el aire es si realmente es posible evitar la llegada de la cuarta ola.

Hay algunos expertos que han señalado que sí, sin embargo hay otros que han opinado que no se puede obviar algo que ya se está desarrollando.

Así lo ha explicado el doctor Quique Bassat, uno de los investigadores del ISGlobal de Barcelona. «La cuarta ola es inevitable, ya no la vamos a poder frenar», ha destacado este profesional en 'Las Mañanas' de RNE. 

De esta forma, el especialista ha indicado que el foco está mal puesto. No debemos preguntarnos si habrá una nueva ola de contagios, sino de qué magnitud será. 

Quique Bassat ha indicado que el volumen de esta dependerá de las medidas que se tomen, por lo que ha recomendado «endurecer las restricciones para la entrada de personas que vienen de zonas con peores datos epidemiológicos, como por ejemplo pidiendo una PCR también por vías terrestres y no solo por los que vienen en avión». 

«¿De qué magnitud queremos que sea esa cuarta ola? Sigue habiendo mucha gente que se puede contagiar y morir por esta enfermedad. No podemos cerrar los ojos ahora y esperar a que pase la Semana Santa para actuar», ha recalcado el investigador del ISGlobal de Barcelona.

La vacuna de AstraZeneca ha mermado la lucha contra el coronavirus

Además, este experto también ha subrayado que una de las cosas que ha mermado la lucha contra el coronavirus en España ha sido la duda que se ha generado con el suero de AstraZeneca.

Algo que, según Quique Bassat, se debe a «una serie de fracasos de comunicación que han hecho que la población pierda un poco la fe en la vacuna».

El experto ha aclarado que la inyección de AstraZeneca es «buena, funciona y es más barata que otras, pero no han sabido transmitir esta información con la claridad necesaria desde las farmacéuticas ni desde las autoridades sanitarias».

Asimismo, ha explicado que le parece «acertado» el cambio de criterio que se ha realizado para aplicar esta vacuna y haber ampliado el rango de edad hasta los 65 años, «pero no hay ninguna razón que justifique el no utilizarla en personas más mayores». 

España podría no alcanzar su objetivo

A pesar del contratiempo del suero de AstraZeneca y otros problemas que puedan surgir, España sigue manteniendo el mismo objetivo: llegar a finales de verano con el 70% de la población inmunizada.

Sin embargo, Quique Bassat considera que, aunque se ha producido una mejora, «seguimos a un ritmo muy lento y muy lejos de los objetivos marcados» y, por esta razón, ha señalado que todavía «tenemos muchos deberes que hacer».

Aunque todavía se desconoce si España podrá llegar a finales de verano con el 70% de la población vacunada, el experto ha subrayado que pronto se podrá saber si lo conseguirá y espera que «el mes de abril sea el clave» para ello, con un aumento considerable de las dosis contra el coronavirus inyectadas.

Quique Bassat también ha recalcado que para aumentar el ritmo de vacunación podría ayudar la llegada del suero ruso Sputnik V, que podría aterrizar en nuestro país próximamente.

«Será una vacuna válida más y una buena noticia», pero para que pueda ser suministrada antes tiene que ser «aprobada por una entidad regulatoria estricta, como la Agencia Europea del Medicamento» y, por el momento, no cuenta con este permiso.