Una sanitaria vacunando a un hombre mayor en un polideportivo

Europa pone una nueva fecha para conseguir el objetivo de inmunización

Se adelantaría varias semanas al plan inicial

Desde que empezó el proceso de vacunación en la Unión Europea, una de las impresiones en la ciudadanía de todos los países es que no se estaba vacunando a un ritmo excesivamente rápido. Comparando las cifras de vacunados con sobre todo el país líder, Israel, pero también otros como Reino Unido o Emiratos Árabes daba la impresión de que Bruselas no estaba eficaz. Y todo el mundo apuntaba principalmente a un hecho: la falta de dosis que llegaban desde las diferentes farmacéuticas. 

Viendo el ejemplo de nuestro país, se llegó a dar el caso durante el mes de enero y febrero, cuando solo estaban aprobadas la de Pfizer y la de Moderna, de que algunas comunidades tuvieran que paralizar su vacunación por falta de dosis. Este se revirtió, en parte, con la aprobación de AstraZeneca, que además permitió añadir al proceso a nuevos sectores de la población, en concreto a aquellos sectores esenciales que fueran menores de 55 años. Aunque con las dudas, ya resueltas, sobre si esta vacuna causaba trombos cerebrales, se ralentizó la administración de vacunas durante unos días. 

Desde las autoridades europeas, se ha venido insistiendo en que el gran objetivo es llegar a un 70% de inmunización entre la población europea a lo largo del verano. Con el ritmo actual, podría parecer difícil, pero un miembro de la comisión ha querido lanzar un mensaje de optimismo en las últimas horas e incluso fijar una fecha llegar al mismo. 

Se trata, concretamente, del comisario europeo del Mercado Interior, Thierry Breton que se ha atrevido a hacer este vaticinio: «Pongamos una fecha simbólica: el 14 de julio tenemos la posibilidad de lograr la inmunidad a nivel del continente». Así lo afirmaba en una entrevista concedida a la televisión francesa 'TF1'. Esto sería un adelanto de casi dos meses de la fecha prevista inicialmente, el 21 de setiembre. 

Convencido de que la llegada de dosis se multiplicará 

Y todo pasaría por el crecimiento exponencial en la llegada de vacunas que va a haber en las próximas semanas. Con cuatro ya aprobadas (Pfizer, Moderna, AstraZeneca y Janssen) y a la espera de otras que lo podrían ser en breve, insistía en que el fin de la pandemia está cerca: «Sabemos que para superar esta pandemia solo hay una solución: vacunarse. Las vacunas están llegando, estarán ahí». 

Por eso, confirmaba el salto de calidad que habrá en las próximas semanas en este aspecto. «Entre marzo y junio, entregaremos entre 300 y 350 millones de dosis de vacuna», aseguraba Breton. De esta, sobre un 10% podrían llegar a nuestro país, según las previsiones que hacía el ministerio de Sanidad. Es seguro, informaba el Gobierno, la llegada de unas 7,8 millones de dosis más de Pfizer hasta junio, que se suman a los 5 millones que han llegado hasta ahora. A su vez Janssen, también se ha comprometido a entregar 5,5 millones de dosis de su vacuna que, recordamos, es monodosis. 

A nivel europeo, la estimación que hacía el comisario europeo del Mercado Interior, máximo responsable de la compra de vacunas, es que lleguen 60 millones en marzo, 100 millones en abril y 120 millones en mayo. Todo gracias a que ya hay en todo el continente europeo unas 55 fábricas que están produciendo dosis de las distintas farmacéuticas. 

Por ese motivo, descartaba una de las posibilidades que se habían discutido en las últimas semanas, y es que la Unión Europea estudiará la vacuna rusa Sputnik V y que pudiera ser aprobada por la Agencia Europea del Medicamento. En principio, Breton cierra la puerta a la llegada de la vacuna, diciendo que no habrá «absolutamente ninguna necesidad», viendo como hay ahora mismo contratos con hasta 6 farmacéuticas diferentes.